Turismo en autobús recupera glamour

TurismoPlus.ORG

Con apenas cinco años de creada la empresa de transporte por autobús alemana FlixBus sobrepasó la cifra de 100 millones de pasajeros en Europa con rutas por 1,200 ciudades de 27 países y ahora se prepara para conquistar Estados Unidos.

Una primera conclusión de esta experiencia puede ser que el autobus recuperó su glamour como medio de transporte y una modalidad más económica en un mundo donde viajar cada día se vuelve más caro.

Este aspecto está convirtiendo los viajes por autobús en una variante preferida por los mochileros que pueden obtener los  billetes online, en cualquier agencia de FlixBus o directamente en el autobús.

Hazte con la app

El redescubrimiento del autobus fue resultado del intento de tres jóvenes emprendedores alemanes en 2013 de combinar este tradicional transporte con el comercio electrónico y la tecnología.

Para sus servicios utiliza una aplicación para móviles y los buses tienen conexión wifi gratuita, enchufes para cargar las baterías de los teléfonos y posibilidades de seguimiento mediante GPS Live Tracking en tiempo real.

Otro aspecto que le distingue es la importancia otorgada a la ecología, pues aseguran que sus autobuses de FlixBus son especialmente eficientes en cuanto a consumo de combustible y pobres en emisiones de gases de efecto invernadero.

En este campo se asoció con la organización ClimatePartner, un sistema que permite al viajero realizar un aporte medioambiental voluntario que se invierte en un proyecto ecológico certificado para compensar las  emisiones generadas de CO2.

Al reservar online el viaje el usuario tiene la opción de marcar la casilla “Contribución medioambiental”, y un programa calcula las emisiones generadas por el viaje a partir de la distancia

La cantidad calculada se suma automáticamente al precio del billete, en una proporcion de 1 al 3 % del precio del viaje.

Este aspecto ecológico se manifiesta en el color verde brillante escogido para pintar los autobuses, que se convirtió en el distintivo de la empresa.

También se distingue por el enfoque de lograr precios acesibles, tal vez inspirados en el mismo concepto que llevó a la creación de las líneas aéreas de bajo costo.

La fecha de la aparición de la nueva empresa no fue fortuita, pues correspondió al año que Alemania liberalizó el mercado de servicios de autobuses interurbanos en 2013.

Su forma novedosa de ver el negocio le permitió imponerse en la dura competencia que siguió a esa medida mediante asociaciones con pequeñas y medias empresas (Pymes) regionales y locales. Actualmente mantiene vínculos con 250 de ellas.

Un aspecto de particular importancia es que FlixBus no posee los autobuses que circulan por toda Europa y le han devuelto la vieja popularidad a los viajes colectivos por carretera.

Lo que hace la empresa es gestionar la tecnología, el marketing y las ventas, dar el servicio a los clientes, incluyendo la venta de billetes, planificar los itinerarios y deja en manos de sus socios la operación de los autobuses.

La nueva forma de ver el negocio no solo devolvió popularidad al autobús y ofreció opciones más económicas de viajar, sino también estimuló el empleo. Se estima que la iniciativa propició la aparición de 7,000 nuevas plazas de conductores de vehículos.

También es una empresa flexible. La publicidad de FlixBus asegura que:

“Todos los meses agregamos nuevas opciones para facilitar la elección de tu próximo viaje. Te proponemos los mejores eventos del año: festivales de música de verano a los que puede ir en autobús, mercados de Navidad que no puedes perderte…”

Ahora la empresa proyecta para fines de 2018 proporcionar su alternativa de transporte a los viajeros de Estados Unidos, con itinearios iniciales en California, sin dejar de crecer en Europa.

En Norteamérica habrá que ver como se comporta este enfoque novedoso en su competencia con la gigante y mítica Greyhound Lines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: