El Texas Bullet Train hablará español

TurismoPlus.ORG / Foto: Donald Tong (Pexels)

Tras la puesta en marcha en octubre de 2018 del tren de alta velocidad que une la Meca y Medina, Renfe y Adif, empresas públicas españolas, se adjudicaron el proyecto para unir las 240 millas (386 kilómetros) entre las ciudades estadounidenses de Houston y Dallas.

Las dos compañías integrarán sistemas y tecnología elegida por Texas Central en un proyecto que debe comenzar a dar servicio en 2024 con estimados de impacto económico durante los próximos 25 años de hasta 36,000 millones de dólares, según un comunicado.

El anuncio hecho por Texas Central prevé que Renfe y Adif asistan en los planes posteriores de operación y mantenimiento para la puesta a punto del servicio, incluyendo la operación de trenes, mantenimiento de equipos y otros servicios relacionados con la comercialización.

El tren bala texano

El llamado Texas Bullet Train -que deberá recorrer el trayecto en menos de 90 minutos-, es un proyecto pionero pues su financiamiento de unos 12,000 millones de euros no incluirá fondos públicos.

Pero no solo será el primer proyecto de alta velocidad ferroviaria del mundo con inversión 100% privada, sino que también tiene un alto significado ecológico por construirse en Texas, estado referente en el desarrollo de combustibles fósiles que ahora apuesta  por un sistema de movilidad más amigable con el medio ambiente.

El sistema servirá para conectar las que son consideradas cuarta y quinta región económica más grandes de Estados Unidos.

De acuerdo con Texas Central, además de las estaciones de Dallas/Fort Worth y Houston, contará con una estación intermedia en Brazos Valley, todas conectadas a la red de autopistas y a los sistemas de transporte público, con amplias zonas de estacionamiento.

El tren bala de Texas tendrá salidas cada 30 minutos durante las horas de mayor demanda y cada una hora en los períodos de menos actividad, según proyecciones de sus promotores.

Según estimados, casi 50,000 personas hacen viajes de ida y vuelta entre Houston y Dallas/Fort Worth más de una vez por semana.

El AVE del desierto

Para Renfe constituye un resultado importante tras haber perdido ante un consorcio alemán encabezado por Deutsche Bahn el concurso abierto en California para adjudicar asesoramiento integral de la futura línea de alta velocidad entre Los Ángeles y San Francisco.

Las compañías españolas, avaladas por la experiencia en su país desde 1992, acaban de poner en servicio el llamado AVE La Meca-Medina, en Arabia Saudita, un trayecto de 450 kilómetros, el primer proyecto realizado fuera de fronteras.

AVE son las siglas de Alta Velocidad Española, una denominación utilizada desde la inauguración de su primera línea Madrid-Sevilla en 1992.

Desde septiembre de 2019 el AVE La Meca-Medina funcionará de forma diaria a una velocidad de 300 kilómetros por hora, aunque actualmente lo hace a la velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, cuatro días a la semana (martes, jueves, viernes y sábado).

Cuando el AVE del desierto esté funcionando a pleno rendimiento, recorrerá la distancia entre las ciudades de peregrinaje La Meca y Medina en menos de dos horas y media y se espera transporte unos 60 millones de pasajeros por año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: