Tecnología para volar sin tarjeta de embarque

TurismoPlus.ORG

Lufthansa y la empresa europea de soluciones tecnológicas Amadeus lanzaron un sistema de reconocimiento facial probado en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles que agiliza el acceso a los aviones y elimina el uso de la tarjeta de embarque.

La nueva tecnología, en uso desde el 19 de marzo, se basa en cámaras colocadas en las puertas de embarque conectadas a la base de datos de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unido.

De tal modo se realiza las verificación del pasajero en  tiempo real y, según los reportes, en las prueba se logró embarcar 350 pasajeros en un A380 en unos 20 minutos.

Bjoern Becker, director senior de gestión de productos terrestres y digitales de Lufthansa, consideró que la necesidad de aerolíneas, aeropuertos y autoridades de ofrecer procesos más rápidos crea una oportunidad única para el uso de datos biométricos.

Anticipamos que en un futuro cercano el abordaje biométrico será ampliamente utilizado en todo Estados Unidos y más allá, estimó Becker.

La aerolínea anunció que introducirá el abordaje biométrico en varios aeropuertos de Estados Unidos cuando concluyan las pruebas en Los Angeles y adelantó que

Amadeus dijo que ofrecerá su tecnología a otras aerolíneas que usan Altéa, Sistema de Servicio al Pasajero de Lufthansa.

De acuerdo con cifras divulgadas con motivo de la prueba realizada en el aeropuerto de Los Ángeles más de 1,600 millones de pasajeros han abordado aviones con la tecnología Altéa.

En opinión de John Wagner, vicecomisionado de la Oficina de Operaciones de Campo de la Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos consideró que la biometría facial puede proporcionar muchos beneficios para una experiencia de viaje segura y sin interrupciones.

Desde abril de 2017 British Airways utiliza reconocimiento facial en vuelos nacionales en Heathrow e internacionales desde Los Ángeles, Orlando y los entrantes al John F. Kennedy de Nueva York y al Aeropuerto Internacional de Miami.

También JetBlue anunció su propósito de probar el abordaje biométrico de vuelos entre Boston y Aruba.

Estos esfuerzos coinciden con una orden ejecutiva firmada el año pasado por el presidente Donald Trump para  acelerar el uso de rastreo biométrico en los aeropuertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: