Manatí, leyenda viva del Caribe

Por Frank Martin/TurismoPlus.ORG

Los turistas pueden disfrutar con un poco de imaginación de una imagen real de las sirenas al observar el Manatí Antillano o del Caribe que vive en las aguas costeras cálidas del sur de Estados Unidos, México, las islas del Caribe, Centro América y el nordeste de Sur América.

El manatí antillano o del Caribe es la única especie de sirenio en esa región.

Vive en zonas costeras resguardadas como bahías y manglares, y a veces remontan los ríos alimentándose de plantas acuáticas como las lilas de agua.

Y si los dejan, pueden vivir 60 años.

Pero la historia de estos animales marinos está unida a la leyenda de las sirenas, los seres míticos mitad peces y mitad humanos.

Marineros solitarios han asegurado que en noches sin viento y sin luna en medio del mar Caribe, han oido los cantos de sirenas. Incluso las han visto con sus cabelleras largas entre las oscuras olas.

Según un extraño incidente,  en 1997 se captaron sonidos extraños bajo el Océano. Los científicos nopudieron identificar esos ruidos, ni siquiera  la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Por eso se idnetificó como “Bloop” tal susurro y  se le atribuyó a alguna criatura desconocida.

Dos niños que observaban ballenas muertas  en aguas del estado de Washington dijeron haber visto sirenas entre ellas y grabaron unas confusas imágenes en las que se ve “algo extraño ” y nada mas.

Ello originó un documental titulado “Sirenas la nueva evidencia” filmado sobre el incidente y transmitido por Disvovery Channel en 2012.

Pero en realidad, las sirenas no son cuentos de pescadores, sino de manatíes.

Ese animal que muchos llaman “vaca marina” es a primera vista tierno y de mirada humana. Y algún día podría ser un enigma o solo un canto de sirena, porque esá en extinción.

Los apacibles mamíferos ya han sido  clasificados como vulnerables por la Unión para la Conservación de la Naturaleza. Muchos perecen cada año en choques con embarcaciones.

Un estimado es que quedan solo unos 10,000 ejemplares en estado salvaje.

Los marinos antiguos los confundían con una mujer cuando amamantaban a sus crías cerca de la superficie.

Por eso pertenecen  al grupo de los sirenios que está formada formada por cinco especies de mamíferos entre las que se encuentran también los llamados dugongos.

Los sirenios son los herbívoros más grandes del océano y son precisamente los “culpables” de los mitos y leyendas de sirenas.

Definitivamente las sirenas son cuentos de manatíes.

Un señor tan científico como Cristóbal Colón se lo creyó. Escribió en su diario de su primer legendario viaje a las Américas  que avistó tres sirenas surgiendo del agua, “pero no eran tan hermosas como dicen, pues sus rostros tenían rasgos masculinos”.

Simplemente tenían rostros de simpáticos mamíferos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: