¿Qué pasa si lo echan de su avión?

TurismoPlus.org Foto Michael Gaida

Probablemente recuerde qué pasó con el doctor David Dao, un pasajero común y corriente que cuando se preparaba a hacer su vuelo ya acomodado en su asiento fue extraído con rudeza de su avión por fornidos empleados de la United Airlines .

Eso ocurrió en abril de 2017. Lo que le pasó a Dao trascendió porque su foto con el rostro ensangrentado circuló por todo el mundo por Internet. En el forcejeo perdió algo más que su asiento y su viaje. Perdió dos dientes frontales, sufrió una contusión cerebral y tuvo una rotura de la nariz.

Pero en este mundo la gente hablando se entiende. Llegó más tarde a un arreglo “amistoso” con la empresa y obtuvo una compensación de la cual no se publicaron detalles.

Con un poco de imaginación y algunos datos posteriores podría suponerse al menos aproximadamente lo que obtuvo. Para evitar situaciones como la de Dao la United anunció que pagaría a partir de ese momento 10 mil dólares si en una situación semejante el pasajero que sobra, cede voluntariamente el asiento. La remuneración anterior era de 1350 dólares.

¿Puede sucerle a usted?

Los especialistas dicen que “sí” porque de hecho es legal que las compañías aéreas sobrevendan vuelos tratando de prever ausencias de pasajeros y también, más justificado, que sus tripulantes de recambio se queden en el suelo por no tener donde sentarse se rompa el ciclo de sustituciones.

Un análisis publicado ahora también en Internet indicó que en Estados Unidos, donde han ocurrido varios incidentes de este perfil, aproximadamente 2,5 millones de pasajeros entran y salen diariamente de sus aeropuertos.

Y un boleto en mano no garantiza el vuelo, al menos en un 100 por ciento.

Según la firma Stratos Jet Charters el asunto es frecuente, legal y los pasajeros no siempre tienen derecho a una indemnización y por distintos motivos, entre otros llegar tarde al check in.
El estudio indicó que las cinco aerolíneas estadounidenses más utilizadas (American, Delta, JetBlue, Southwest y United), la Delta Air Lines parece ser la más confiable para los pagos superiores a la media a sus pasajeros desechados. A partir de 2017, Delta fue el operador que mejor pagó, y su compensación se mantuvo casi siempre por encima de la mayoría desde 2010.

JetBlue Airways alcanzó su punto más alto con una compensación promedio más alta en 2015 a aproximadamente $ 990. Sin embargo, en solo un año, esta cantidad se desplomó en casi $ 700 y luego volvió a ascender a $ 854 en 2017.

Un blog titulado El Mochilero Mundo Joven, advierte a sus lectores que las políticas con “sobrantes” por overbooking varía con la compañía pero lo más común es que se elija a los pasajeros que no podrán abordar su vuelo conforme al orden en el que hicieron el check in.

Así que quien se sienta predestinado a sufrir una experiencia así debe registrarse lo antes posible. O sea recomienda llegar siempre al aeropuerto con el tiempo holgado. Y quien el infortunio golpee y quede en tierra, tiene derechos que debe exigir.

La aerolínea debe llevárselo en el próximo vuelo no importa si lo opera “la competencia”.

También deberán cubrir los gastos mientras se espera. O sea alimentos, alojamiento, transportación hasta el hotel, llamadas telefónicas a los familiares o al trabajo, e incluso una indemnización por las molestias que esto provoca, que ojalá sea alta.

En otras palabras que sea justa y justifique el dulce placer de la revancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: