Las extravagancias de Dubai

TurismoPLus.Org

Dubai, en los Emiratos Árabes, es extravagante.

Un solo ejemplo debe valer para justificar tal adjetivo. Acaba de presentarse allí para su venta un par de zapatos valorado en 17 millones de dólares. Fueron hechos con oro y diamantes.

Todo parece indicar, por el precio, que será el calzado ocasional de alguna multimillonaria, pues son femeninos, Probablemente tendrá que hacerse acompañar por séquito de guardaespaldas dispuestos a todo.

Se dice que nada es imposible en Dubái. Allí se practica una modalidad rutilante, el turismo de opulencia. Como en un ensueño de las mil y una noche los zapatos de oro se presentaron en el hotel Burj Al Arab. Cualquiera que haya estado en Dubái o haya visto fotos lo habrá visto. Es un edificio que parece una vela de barco y que se hizo popular por ser el primero en tener las 7 estrellas.

Un poco más tarde que Burj Al Arab se edificó en la ciudad el hotel más alto del mundo, el Burj Khalifa, el centro comercial más grande -el Dubai Mall- y el Mercado de Oro más importantes. El Burj Khalifa es una torre de 830 m de alto y si sube a su mirador verá un paisaje lleno de (adivine) edificios altos.

“Dubái es grandilocuente. Es una faceta se la humanidad, aunque muy muy exclusiva”, comentó un periodista europeo que la visitó y que confesó “no quise comprar nada, ni goma de mascar porque quizá no me alcanzaría el dinero”.

Los promotores de la ciudad recuerdan que allí suele llegar un turismo especial buscando extravagancia, relajación, fortuna y “alto nivel”, siempre que pueda pagarlos. Su arquitectura es ultramoderna y su vida nocturna más que animada.

Las islas artificiales son algo muy especial y habrá que mencionarlas. Las Islas Palm o Palm Islands están aún en construcción. Una vez terminadas tendrán encima grandes centros comerciales y residenciales.

Es la cuarta ciudad más visitada del mundo y ello volvió a ocurrir en 2018 por cuarto año consecutivo. El record es otorgado por el Global Destination Cities Index (GDCI) 2018 de Mastercard.

Bangkok fue la ciudad más visitada del mundo en 2017, con un total de 20,05 millones de visitantes el año pasado, seguida de Londres (19,83 millones), París (17,44 millones), Dubai y Singapur (13,91 millones). En cuanto a gastos, los turistas que la visitaron a Dubái en horarios nocturnos gastaron casi 30 mil millones de dólares en 2017.

Un gran atractivo de Dubái es el Desert Safari. Aventureros conducen autos 4×4 a toda velocidad, subiendo y bajando las dunas del desierto. Aun se oferta para alquiler un vehículo con cuatro motores con el fin de “casi volar” sobre la arena.

Aunque si alguien es tradicional se hacen paseos en camello, como en los viejos tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: