España aumenta garantías a turistas

TurismoPlus.ORG

Tras desplazar a Estados Unidos en 2017 como segundo receptor mundial de turistas (solo por debajo de Francia), España  dio un nuevo paso para continuar su avance en el sector con la aprobación por su Consejo de Ministros de nuevas normas de protección a los viajeros.

La medida, que debe ser ratificada en el Congreso, incrementa la responsabilidad de las empresas ante el usuario en caso de problemas durante viajes combinados (paquetes turísticos y cruceros)

También abarca los llamados viajes vinculados, como cuando las aerolíneas en sus páginas web posibilitan la renta de autos u hoteles.

La norma está basada en una directiva europea que define un viaje combinado como un paquete de vacaciones que mediante pago único a una empresa permite contratar servicios ofrecidos por varias compañías (vuelo, alojamiento y transfer, por ejemplo).

La ley española establecerá como responsable de todos esos servicios a la primera compañía de la cadena de vínculo, que deberá establecer una garantía para la insolvencia de todos los servicios contratados, sean propios o de otra empresa.

Para viajes combinados establece que el paquete turístico sólo podrá aumentar si se registran gastos específicos expresamente estipulados en el contrato, como el incremento de los precios del combustible y que el viajero también tendrá derecho a una reducción del precio si disminuyen esos gastos.

El incremento no puede producirse en los 20 días anteriores al viaje, ni puede exceder el 8% del precio contratado.

Igualmente los viajeros podrán poner fin al contrato sin pagar penalización y recibir el reembolso completo de todos los pagos realizados si hay cambios sustanciales de los servicios contratados.

Tampoco recibirán penalización alguna los viajeros que cancelen su viaje por motivos extraordinarios, como la inseguridad en el país de destino.

Los viajeros tendrán derecho al reembolso de lo pagado y a una compensación cuando proceda en caso de que la empresa cancele el viaje combinado.

Si durante el viaje no pueden prestarse algunos servicios en una proporción significativa, el empresario deberá ofrecer alternativas sin costo adicional o el viajero podrá poner fin al contrato sin penalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: