¿Busca paz? Visite un jardín botánico

TurismoPlus.ORG

Una publicación especializada en Canadá aseguró que los parques botánicos y jardines de plantas nativas en todo el mundo y especialmente en ese país están ganando la categoría de “Turismo de Jardinería”, con viajes que proporcionan paz espiritual.

La publicación “Courier de Vancouver” estimó que se está entrando en una “Era Botánica” que tiene como centro la biodiversidad y la sostenibilidad.

“Mientras recorres Canadá este verano encontrarás algunas de las atracciones hortícolas más nuevas que vale la pena visitar”, expuso el sitio web especializado.

Whistling Gardens es uno de los jardines nuevos de Canadá. De acuerdo con sus administradores el lugar tiene la colección de peonía, flores muy vistosas, de color blanco, rosado, púrpura o amarillo, más grande de América del Norte”, con más de 1.000 variedades además de un jardín de roca alpino, un jardín de pantano y una colonia de abejas. Está en las afueras de Brantford, una ciudad de Ontario.

Los jardines de Quinte, Trenton, Frankford, Ontario, poseen también abejas, pájaros y mariposas, además del “jardín de ruedas de colores más grande del mundo”, según es descrito por la página web mencionada. Describe además el Harriet Irving Botanical Gardens ,el cual abrió en 2002 en la Universidad de Acadia en Wolfville, Nueva Escocia después de casi tres años de construcción.

Tiene seis acres divididos en nueve hábitats específicos para la Región del Bosque de Acadia, así como el jardín amurallado, un jardín experimental, y otro de alimentos y medicinas. tro jardín hecho con especial creatividad se llama MosaiCanada. Fue construido por Mosaïculture Internationales de Montréal, y contiene 35 esculturas dramáticas y escenas de material vegetal que rememoran lugares y capítulos de la historia de Canadá.

Por el momento el turismo de jardín es solo un fragmento de la modalidad de visitas o viajes a lugares que son importantes en la historia. Pero pese a quienes mencionan a esos espacio como bucólicos otros los mencionan como una oportunidad de paz momentánea y espiritual.

Existen ejemplos elocuentes de algunos muy visitados que en solo un paseo de domingo pueden comunicar tranquilidad. Un ejemplo son los Jardines de Kew en Londres que están considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con 120 hectáreas que conservan una gran cantidad de especies.

Es uno de los bancos de semillas más importantes del mundo. Una gran pagoda, sus invernaderos de estilo victoriano, su biblioteca o sus museos son algunos de sus mayores atractivos.

En Singapur los jardines botánicos poseen una colección de más de 3.000 especies de orquídeas. Uno de sus recorridos más populares es una senda que atraviesa una pequeña selva pluvial. Posee dos lagos; en uno de ellos la orquesta sinfónica de Singapur ofrece conciertos todos los domingos.

El Jardín Botánico Nacional Kirstenbosch, Sudáfrica en Ciudad del Cabo tiene 528 hectáreas con una gran variedad de especies autóctonas. En su área está la impresionante Montaña de la Mesa y posee una densa vegetación.

En Estados Unidos se destaca el lugar denominado Jardines de Descanso en la Cañada Flintridge, cerca de Los Ángeles, California. Si lo visita, podrá disfrutar entre otras muchas maravillas vegetales un bosque de camelias, un jardín de lilas y plantas silvestres de la región..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: