Turismo, discapacitados y accesibilidad

TurismoPlus.ORG / Foto: Lonely Taws (Pixabay)

El tema de las facilidades requeridas por los turistas con discapacidades físicas volvió al centro de la atención internacional con la celebración en México de la Segunda Cumbre Iberoamericana de Turismo Accesible con la participación de expertos de 12 países.

La reunión analizó las vías para sensibilizar sobre la necesidad de que los destinos y los productos turísticos cuenten con un modelo “Accesible e Inclusivo” que posibilite la experiencia turística como un ejercicio de vida cotidiana de todas las personas sin distinción alguna.

Pero no se trata de la solución de las dificultades de movilidad, auditivas o de otro padecimiento físico, sino también del beneficio económico derivado del incremento de la rentabilidad empresarial del sector con ofertas aceptables por ese segmento de adultos mayores y personas con alguna capacidad reducida.

En la cita de Ciudad de México participaron más de 700 especialistas, 40 expositores y 30 panelistas y conferencistas, quienes disertaron sobre los esfuerzos que realizan las administraciones gubernamentales y las empresas privadas en la materia.

Datos recogidos en el encuentro revelaron que más del 50% de las personas con movilidad reducida y otras discapacidades renuncia a irse de vacaciones por falta de accesibilidad en alguno de los puntos del viaje.

Según la Fundación Adecco, una entidad de ayuda a personas con dificultades para encontrar un empleo, la falta de accesibilidad afecta también al crecimiento económico del sector, pues podría generar más de 100.000 puestos de trabajo si se adaptan los entornos y servicios de los traslados y destinos.

Pero aclara que para que la accesibilidad sea completa debe incluir desde la reserva online y en las agencias de viajes hasta el desplazamiento al punto de salida, el acceso al alojamiento turístico y el regreso al lugar de origen.

Otros estudios indican que el mercado potencial del turismo accesible abarca a 6 millones de personas con discapacidad y problemas de salud y sus acompañantes e insisten en la obligación de tener en cuenta los aspectos de derechos humanos que atañen a esa población.

La primera cumbre sobre esta materia celebrada el año pasado aprobó una declaración “Por un Turismo Accesible para todos” que reclama la adopción de políticas públicas que generen infraestructura adecuada y servicios que faciliten la movilidad de los turistas con alguna discapacidad.

En 2013, la Organización Mundial de Turismo emitió unas “Recomendaciones por un turismo accesible para todos” para garantizar que las personas con discapacidad tengan acceso al entorno físico, el sistema de transporte, canales de información y comunicación y las instalaciones y servicios públicos.

Esa normativa incorpora los aspectos más importantes de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006.

El concepto de Turismo Accesible hace referencia al diseño de manera universal de los entornos, productos y servicios turísticos de modo que permitan el acceso, uso y disfrute a todos los usuarios, en condiciones de autonomía, seguridad y comodidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: