Asia asciende en el turismo médico

TurismoPlus.ORG

Sin echar a un lado sus paisajes, cultura, playas y misterios históricos que adoran los turistas, Asia está ascendiendo cada vez más hacia un turismo médico, que lucha a su vez por salir de la categoría de “mercado emergente”.

Estimados no oficiales indican que el mercado mundial de esa modalidad oscila actualmente entre 40 mil millones de dólares y $ 60 mil millones, con de 12 a 14 millones de viajeros anuales que viajan por el planeta para recibir tratamientos de salud.

Globalmente, algunos centros importantes de este tipo de servicios brindan tratamientos contra el cáncer, ortopédicos o métodos de reproducción, pero la gran mayoría se dedica a tratamientos dentales, cirugía cosmética y otros servicios.

En Asia, países como Tailandia, India, Singapur y Corea del Sur han descubierto que esa ofertas pueden convertirse en un gran mercado de importación, gracias a los precios más bajos que los pacientes encuentran en comparación con sus propios países.

Ese sector tailandés está registrando un ascenso. En 2017 más de 1.4 millones de turistas, según estimados, recibieron tratamientos en sus hospitales. El secreto asiático parece ser que las ofertas no solo contemplan los precios módicos, sino también tecnología moderna y calidad en los tratamientos.

Estudios indican que en esa parte del mundo Tailandia es la capital del turismo de salud. El prestigio Thai viene de una red de clínicas y hospitales que han sido acreditadas debidamente en la denominada Joint Commission International, un grupo global internacional que otorga certificados de aprobación para centros de salud cumplidores de parámetros de calidad médicos sobresalientes.

Algunos de los tratamientos que se brindan en ese país suelen ser complejos. Por ejemplo una cirugía de reemplazo de cadera con técnica médica de altos estándares suele costar alrededor de la mitad del precio de esa intervención en Estados Unidos.

La India cubre por su parte el 90 por ciento de la industria del turismo médico de Asia. Para el desarrollo de su rama recurrió al respaldo de la inversión extranjera y a una capacitación intensa de sus médicos y cirujanos en centros y universidades de país.

Los bajos costos del turismo de salud en la India puede brindar un ahorro del 85 % a pacientes de otros países donde la medicina es considerada como cara.

Singapur, que es considerada como la ciudad más cara del mundo con un costo de vida se dice que un 30 % superior al de Manhattan en Nueva York, la atención médica es de bajo precio sin comprometer su calidad. Un reemplazo de rodilla allí que puede costar hasta 53,000 dólares en otras partes del mundo, se obtiene por 13,000 dólares.

En Corea del Sur la modalidad no emprende caminos demasiado complicados en cuanto a tratamientos y cirugías, pero su aceptación es alta por sus procedimientos cosméticos. En ese país se ha desarrollado, por ejemplo, la cirugía plástica siempre a precios módicos e incluso tiene prestigio de aplicar ciertas técnicas nuevas.

Esta rama turística y médica, no obstante su crecimento aún falla en dar un paso definitivo que la saque del rango de mercado emergente que se sostiene solo por los precios altos, y en ascenso, de una parte del mundo. Los especialistas creen que la combinación de ofertas de turismo a pacientes que además resuelven sus problemas médicos puede convertirse en una experiencia única para millones de viajeros.

Un mecanismo para liberar a la modalidad de un perfil de “medicina barata” podía ser la Joint Commission International, que ha certificado ya a cerca de un millar de hospitales en países donde el turismo de salud está disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: