El turismo y la paz en Colombia

Por Frank Martin/TurismoPlus.ORG

La ocupación hotelera en Colombia fue del 56,3 por ciento en 2017, una proporción que es la más alta en el país desde 2004 y que parece demostrar que la guerra, la paz y el turismo tienen una estrecha relación con contracciones o expansiones de la industria del ocio.

Un comunicado distribuido a la prensa por la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, expuso que “este buen comportamiento está en línea con el récord de visitantes extranjeros, más de 6,5 millones de personas, que recibimos el año pasado”.

La tasa de ocupación hotelera en diciembre del año pasado fue del 53,8 %, el porcentaje más alto en los últimos doce años. Lorena Gutiérrez reconoció que “el fin del conflicto, la solidez económica y los avances en infraestructura nos hacen un país cada vez más atractivo en el exterior”.

Según explicó en su nota el comportamiento hotelero de 2017 “es buen un indicador para proyectar un 2018 más próspero para el turismo en Colombia.”

Llamó además a los empresarios del sector a seguir trabajando en la promoción de destinos, la formalización y capacitación de las nuevas comunidades con vocación turística. Afirmó que “queremos consolidar un turismo sostenible con el medioambiente y rentable para las comunidades”.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) anunció además que en diciembre pasado los ingresos reales de los hoteles tuvieron una variación del 5,2 % y el personal ocupado fue de 0,8 %.

En Colombia se firmó un acuerdo de paz para una guerra civil que duraba décadas en noviembre de 2016.
Según una encuesta realizada por Asociación Colombiana de Agencias de Viaje y Turismo (ANATO), las visitas al interior del país incrementaron en un 24 por ciento durante el último mes del año pasado.

De acuerdo con el estudio la Costa Caribe y San Andrés son por excelencia los lugares preferidos por los viajeros. Uno de los sitios preferidos en esta nueva época para el turismo en Colombia es Puerto Nariño un lugar en el cual se puede vivir en comunión con la naturaleza. Allí se puede en las aguas cristalinas los delfines rosados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: