Oruro es carnaval

TurismoPlus.ORG

Tras una tradicional peregrinación hasta la Virgen del Socavón con la participación de más de 50 fraternidades y 30 mil bailarines y la presencia de medio millón de turistas, el Carnaval de Oruro entró de lleno en varios días de fiesta y danzas de profundas raíces religiosas de la rica cultura indígena de Bolivia.

El arranque de las celebraciones contó con la actuación de casi seis mil músicos que interpretaron himnos, canciones y danzas en honor de la venerada virgen que constituye la inspiración de la importante manifestación cultural boliviana, considerada una de las más grandes de de América Latina.

Ese reconocimiento está avalado por el título de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad otorgado por Naciones Unidas en 2001.

Este año, la afluencia de turistas sobrepasó con creces los 410 mil reportados el año pasado y se espera superar los casi 15 millones de dólares de ingresos que la fiesta dejó en 2017 a Oruro, uno de los nueve departamentos que forman el Estado Plurinacional de Bolivia y ubicado en el oeste del país, fronterizo con Chile.

La creciente presencia de turistas en estas conmemoraciones abrió la posibilidad de que el carnaval adquiera carácter internacional el próximo año con la participación de artistas de otros países, de acuerdo con declaraciones de funcionarios locales.

En sus orígenes la fiesta era una ancestral celebración indígena para invocar a la Pachamama (Madre Tierra) y al Tío Supay (diablo) que fue prohibida por los conquistadores españoles y luego se convirtió en un ritual cristiano en torno a la Virgen de la Candelaria.

Este año el gobierno utiliza la ocasión para reiterar el reclamo de Bolivia por una salida al mar, a través de una pieza interpretada por el conocido grupo Llajtaymanta, y destacar que la festividad, con más de 200 años de antigüedad, muestra al mundo la cultura nacional con danzas 100% bolivianas.

Para resguardar la intensa actividad generada por el carnaval, las autoridades desplegaron 1.800 efectivos en la ruta del Carnaval de Oruro, que tiene una extensión de varios kilómetros.

Entre las medidas adoptadas figura la prohibición de venta de bebidas alcohólicas en los sectores aledaños al desfile folklórico y el empleo de un dron de alta tecnología para la vigilancia policial.

Con motivo del carnaval, presidente boliviano, Evo Morales, inauguró hace unos días un teleférico turístico en la ciudad.

La línea tiene 829 metros de extensión y 16 cabinas de pasajeros con una capacidad total de mil personas por hora para un recorrido de tres minutos de duración entre las estaciones de la Plaza del Folklore o Socavón y el cerro Santa Bárbara, donde se encuentra el majestuoso  monumento de la Virgen del Socavón, de más de 45 metros de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: