OMT reclama igualdad de género en el turismo

TurismoPlus.ORG

Más allá de las nuevas tecnologías, el marketing ultramoderno y los multimillonarios recursos, la Organización Mundial del Turismo (OMT) insiste en la necesidad de fortalecer el papel de la mujer en ese sector económico, el que más féminas emplea a nivel mundial.

La importancia de la igualdad de género y el llamado empoderamiento de mujeres y niñas aparece como el quinto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por las Naciones Unidas en 2015 para ser alcanzados hasta 2030.

El argumento para lograr esa meta señala que el fin de todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas no es solo un derecho humano básico, sino que además es crucial para acelerar el desarrollo sostenible.

Empoderar a esos segmentos de la población tiene un efecto multiplicador y ayuda a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial, precisa.

Según la ONU, en 2015 las féminas constituían el 41% de la fuerza laboral remunerada no agrícola, en comparación con el 35% en 1990, pero advierte que en algunas regiones aún existen grandes desigualdades en el mercado del trabajo, en el cual en ocasiones se les ha negado el acceso igualitario al empleo.

Investigaciones especializadas demostraron que el turismo tiene el potencial de contribuir a una mayor igualdad de género al ofrecer a las mujeres más oportunidades en comparación con otras industrias.

La afirmación está corroborada por el hecho de que a nivel mundial hay más ministras de turismo que en cualquier otro campo, al tiempo que las posibilidades de la mujer de tener una voz de liderazgo en altos cargos es más alta en el turismo que en otros sectores.

Pero, según un documento presentado en la 63ª reunión de la Comisión Regional de la OMT para las Américas, en abril de 2018, en Asunción, Paraguay, “Si bien en algunas regiones el turismo ayuda a empoderar a las mujeres, en otras puede afectar negativamente la vida de las mujeres y perpetuar las desigualdades económicas y de género existentes”.

Al respecto menciona la explotación sexual y de mano de obra femenina barata y la falta de educación y recursos que impiden que las mujeres más pobres se beneficien del desarrollo turístico.

Para la OMS, el empoderamiento de la mujer en el turismo significa identificar y corregir los desequilibrios de poder en el sector, contar con destinos turísticos y sociedades más prósperas y competitivas, brindar mejores oportunidades para ellas en la fuerza de trabajo y acabar con la pobreza extrema y la explotación sexual en el turismo y de mano de obra barata femenina.

Y llama a reducir el trabajo infantil y la explotación. “Si las madres tienen acceso a trabajos decentes, es menos probable que sus hijos caigan en la trampa de la pobreza y la explotación”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: