Sin océanos no habrá ni turismo ni vida

TurismoPlus.ORG

No hay que mencionar la importancia de los océanos para la vida en el planeta tierra.

Todos los terrícolas la conocemos.

Pero en este mundo cada vez más invasivo de los mares es justo que se hable de protegerlos. Una de las actividades que más los aprovecha es la industria del turismo. La modalidad de Mar y Sol es la preferida de millones de personas, que aprovechan especialmente los veranos para disfrutar en sus costas y casi todo el año para cruzarlos en buques que ya parecen ciudades.

Sobre la llamada industria del ocio a medida que continúa expandiéndose, especialistas y defensores del medio ambiente no piden que sea abolida sino que no dañe con un crecimiento desmedido y caótico la naturaleza y especialmente los mares.

Las personas de vacaciones en todo mundo se cuentan ya por miles de millones. Por ejemplo 1.200 millones de turistas viajaron por todo el mundo en 2016, y en 2017, un año de muchos obstáculos para los paseos de vacaciones por diversos motivos, la cifra llegó a los 1,322 millones para un aumento del 7%, según el Barómetro OMT del Turismo Mundial.

Los pronósticos hablan de que en 2018 el ritmo de ascenso de la estadística será entre el 4% y el 5%.

Nadie sabe cuándo será demasiado. Pero muchos programas especializados ya apuntan a buscar respuestas para los que ya llamas “turismo negativo”.

Recientemente Seychelles ha presentado al respecto una nueva iniciativa. Se trata de intercambiar subvenciones a su deuda externa nacional con proyectos gubernamentales destinados a preservar los ecosistemas marinos.

La nación insular del Océano Índico situada a 800 millas de la costa este de África vive del turismo. Por ello anunció recientemente dos nuevas reservas marinas protegidas gracias a un innovador programa de financiamiento que podría servir como modelo de cómo costear mejor la conservación oceánica planetaria. Las nuevas reservas, incluyen el atolón Aldabra, uno de los conglomerados de coral más grandes del mundo y hogar de una serie de especies en peligro y vulnerables, incluidos los dugongos y la tortuga carey.

La renegociación de una deuda nacional nunca antes se había utilizado para ecosistemas marinos. La entidad internacional Nature Conservancy logró un acuerdo para comprar casi 22 millones de la deuda soberana de Seychelles a una tasa de descuento.

A cambio, el gobierno prometió establecer áreas marinas protegidas que cubrirán el 30 por ciento de sus aguas nacionales en los próximos años. El acuerdo, que posee otros importantes acápites legales, puede abrir una puerta crucial para proteger el medio ambiente.

Especialistas creen que existen muchos caminos para proteger la naturaleza y a la vez mantener boyante el turismo. Por ejemplo, los hoteles podrían patrocinar campañas de sensibilización sobre la fragilidad de los océanos y promover iniciativas en las que los viajeros reciban información sobre la vida marina y sobre especies como los delfines, las ballenas y los arrecifes de coral. Se piden además coaliciones de la sociedad civil para promover prácticas sostenibles en las zonas costeras.

También se recurren a llamados de atención internacionales. En 2012 por ejemplo, un país centroamericano de naturaleza exuberante ganó una nota regular en cuanto a la protección de los mares

Tal nota la dio el Primer Índice Mundial de la Salud de los Oceános, realizado por la ONG Conservation International y National Geographic ese año. Otras naciones en el área se llevaron calificaciones muy bajas al respecto, por debajo de la media global, que es de 60 sobre 100.

Las peores notas las obtuvieron las zonas costeras de África, seguidas de países de Oriente Medio. Tales notas no tienen un nivel de sanciones, pero el llamado de atención ha sido escuchado. Los expertos aseguran que los países cuyas economías viven en una buena parte del turismo están desarrollando programas no solo para proteger el medio ambiente sino además prepararse para el temido cambio climático.

El asunto se ha tornado crucial para la supervivencia humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: