Una feria con mucho filo en Albacete

TurismoPlus.ORG / Fotos Hernando Reyes y el autor 

Cuando se habla de Albacete, lo primero que acudía a la mente era su legendaria cuchillería, ya que decir Albacete en España es como Solingen en Alemania.

Pero aunque esa industria sigue viva, la resonancia de esta ciudad de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, se incrementa más en los últimos años con “La Feria”, conocida en España y más allá también como “La Septembrina” y “La Gran Feria de Septiembre”.

Para muchos es simplemente “La Feria”, significando la gran importancia económica, social y política que tiene en la actualidad.

Periodistas en la estatua a los cuchilleros de Albacete

Periodistas en la estatua homenaje a los cuchilleros de Albacete

Ocho siglos de Ferias

Según nuestro infatigable guía Pascual Conde, responsable de turismo de Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Albacete, las primeras noticias de ferias anuales en la ciudad  se remontan a inicios de 1200. ​

En 1375, cuando se convierte en villa, recibe el derecho a celebrar una feria anual, entonces festividad de mercaderes, agricultores y ganaderos.

El incansable Pascual Conde

Con el paso de los siglos fue ganando importancia, hasta que 6 de marzo de 1710, en plena guerra de sucesión, el primer rey Borbón, Felipe V, dio a la ciudad oficialmente el privilegio de realizar una feria franca anual de cuatro días que con el transcurso del tiempo pasó a tener 10 como en la actualidad.

Esto sitúa al evento entre uno de los más antiguos de España, con un área de celebración de las mayores del mundo: superior a los 180.000 m2, comprendida por el Recinto Ferial (categorizado como Bien de Interés Cultural) en el Paseo Ferial, los Ejidos de la Feria y la Plaza de Toros.

Durante 10 días, del 7 al 17 de septiembre, se ofrecen cientos de actividades y la ciudad cuadruplica su población habitual de unos 200.000 habitantes.

Declarada de Interés Turístico Internacional desde 2008, su recito ferial conocido popularmente como “La Sartén” o “Los Redondeles” es único en su especie, como ejemplo de la arquitectura manchega orientada hacia la actividad comercial.  

Con uno de los mejores shows taurinos de España, la Feria Taurina de Albacete ​ y cientos de actividades las 24 horas del día, la ciudad llega a cuadruplicar su población durante el evento. En 2017 tuvo más de 2 500 000 visitantes y en el 2009 ganó el Concurso de Telecinco a la Mejor Fiesta de España​ así como el de Antena 3​ en 2013.

“En un lugar de la Mancha… donde la Feria se vive de otra manera.”

Turismo Plus se dio una vuelta por Albacete, atraído por la resonancia que tiene esta feria entre las festividades de las comunidades autónomas de España y su valor para toda la región desde el punto de vista económico, turístico y mediático.

Y aunque es imposible relatar todo lo sucedido en la feria, intentaremos trazar un relato a vuela pluma del variopinto espectáculo.

Encontramos al alcalde Manuel Serrano en mangas de camisa, compartiendo sin estiramientos con sus coetáneos y vecinos en medio de la feria. Nos confirma que este año la festividad está más concurrida que nunca y se espera superar las marcas de asistencia en los tres millones de visitantes.

Coches y Caballos

Cabalgatas y trajes tradicionales

La feria se inicia el día 6, con la cabalgata de apertura y exhibición de trajes regionales, hay música y comida en las calles, y se traslada a la Virgen de los Llanos, patrona de la ciudad. Junto a la Batalla de Flores, todo es sólo el comienzo de diez días de actividad frenética que se extiende hasta altas horas de la noche.

Durante la jornada, los pañuelos de hombro matizaron con aires tradicionales la vestimenta de las albaceteñas con gran variedad. Dibujos florales y combinaciones de colores vivos, convirtieron las calles en museo al aire libre.

La parte deportiva de la Feria vivió ese sábado el tercer campeonato Nacional de Fisiculturismo y Fitness, con diversas categorías regionales y nacionales y récord de inscripciones, entre las cuales no faltaron las damas.

La Casa Perona, sede de la Delegación de la Junta de Comunidades en Albacete, presentó una exposición para rendir homenaje a los 40 años de la Constitución Española, con fotografías emblemáticas e históricas relativas a los derechos y libertades de estas cuatro décadas de Carta Magna.

El Gobierno de Castilla-La Mancha contó por tercer año consecutivo con un stand “con vocación de promoción turística, punto de encuentro informativo y una ventanilla abierta al público”, según expresó la Consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, quien recordó que tanto el stand como el espectáculo de luz y sonido (video-mapping) son los elementos “protagonistas” por los que apuesta el Gobierno regional.

Video Mapping

La programación del stand de la Junta se enmarcó en la campaña de promoción ‘En un Lugar de tu vida’ y contó imágenes de enclaves, rincones y paisajes de gran atracción turística de la provincia.

Además, en este espacio también se desarrollaron eventos y jornadas sobre la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha, las fiestas de interés turístico regional declaradas en el presente año 2018 como fueron ‘La Fiesta de los Montones y la Carrera de Antorchas Nocturna’ de Carcelén,

“El Toro de Fuego’ de Barrax, ‘Los Conciertos de Órgano’ de Liétor; la Semana Santa de Pozo Cañada; y el ‘Encuentro de Cuadrillas’ de Nerpio; y  la entrega de los premios ‘Gran Selección’ de cooperativas y empresas agroalimentarias de Albacete.

Una presencia institucional consolidada

El delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, valoró nuevamente la apuesta del Ejecutivo de Castilla-La Mancha por estar presente en la Feria de Albacete, con el stand y con el espectáculo de luz y sonido, destacando la importancia del carácter internacional de esta Fiesta.

“Hemos consolidado la presencia de la Junta, especialmente el pasado año con el propósito de que la Administración regional sea útil a la ciudadanía, en una puerta abierta para todos”, afirmó.

Alcalde Manuel Serrano

Por su parte, el alcalde Manuel Serrano asegura que la Feria de Albacete es “un escaparate excelente e inmejorable” para el tejido asociativo de la ciudad, ya que le permite mostrar y dar a conocer la actividad que desarrollan durante todo el año a las cientos de miles de personas que la visitan durante estos días.

Cabalgata Ecuestre

El sábado, carruajes y caballos tomaron los ejidos de la Feria en la tradicional Cabalgata Ecuestre, que parte desde la Punta del Parque por las principales calles de Albacete hasta llegar al Recinto Ferial, transformándolas por momentos  en una escena del pasado.

Majestuosos carruajes lujosamente ataviados, frisones y caballos españoles de pura raza, auténticas joyas que han trascendido a los siglos, como en la lejana época en que los antepasados de los ciudadanos actuales celebraban su feria ganadera en honor a la Virgen de los Llanos.

Se visten trajes tradicionales, la música típica invade el ambiente; flota en el viento un aire castizo de tiempo congelado, como si los siglos no hubieran pasado.

Porque aún hoy, los albaceteños no van de fiesta: Van de feria, junto a ese personal modo de nombrar su gran celebración, y un espíritu tan abierto y hospitalario que el visitante termina sintiéndose parte de ella.

Richard Potts

Richard Potts

Periodista. Corresponsal en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: