Visa electrónica estimula el turismo

TurismoPlus.ORG

El otorgamiento de visas electrónicas a los turistas volvió a demostrar sus beneficios, esta vez en Brasil y a solo 2 meses de su implantación para los visitantes provenientes de Estados Unidos, Canadá, Australia y Japón.

Un análisis realizado por el ministerio brasileño de Turismo constató que en los primeros 15 días de febrero las solicitudes de visas presentadas en los consulados en territorio estadounidense aumentaron un 70% en comparación con el mismo período del año anterior.

En ese mismo tiempo, los pedidos de permisos crecieron 26% en Japón y 57% en Australia, mientras que Canadá solo reportó un 4% debido a una pobre promoción sobre la nueva modalidad.

Los planes avanzan también hacia la instauración del sistema electrónico para China, uno de los mayores emisores de turistas del planeta, con 130 millones de sus ciudadanos viajando cada año por todo el mundo y de los cuales solo 50.000 llegan a Brasil, según datos oficiales.

Se trata de un gran cambio en la estrategia de internacionalización del turismo en Brasil, subrayó el presidente del Instituto Brasileño de Turismo, Vinicius Lummertz, al analizar el comportamiento de la entrada en vigor de las nuevas visas.

Las autoridades tienen un interés especial en facilitar la llegada de visitantes de Estados Unidos, segundo país que más turistas emite hacia Brasil, detrás de Argentina, con el objetivo de duplicar las cifras actuales. Pese a ese orden, durante su estancia en Brasil los norteamericanos gastan más que los argentinos (un promedio de 73 dólares diarios, frente a 50).

El proceso de otorgamiento de visas para los viajeros que residen lejos de los consulados brasileños en el exterior puede realizarse vía internet y la respuesta demora menos de 72 horas.

Según la empresa USTOA, que agrupa a los principales operadores y agentes de viaje de Estados Unidos, el desarrollo de las acciones a favor de los turistas puede elevar en 3-4 años a 1.2 millones el flujo de norteamericanos y a 1.500 millones de dólares los ingresos de ese grupo para Brasil.

Otras acciones emprendidas por el gigante sudamericano es la presentación de un proyecto al Parlamento para declarar la categoría de Cielos Abiertos con el propósito de favorecer el incremento del actual número de vuelos semanales desde aeropuertos estadounidenses.

En el mismo sentido, se registran movimientos en busca de la apertura de las compañías aéreas al capital extranjero para aumentar las condiciones de competitividad del país y la transformación del Instituto Brasileño de Turismo, dependiente ahora del ministerio del ramo, en una agencia independiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: