El Vaticano ruega por el medio ambiente

TurismoPlus.ORG

El Vaticano estimó que la industria del turismo como tal y los propios turistas deberían fomentar el cuidado del medio ambiente, el respeto por los lugares que visiten y el de las comunidades locales.

El Catholic News Service divulgó que la Santa Sede quiere celebrar el próximo 27 de septiembre, Día Mundial del Turismo, con la defensa de vacaciones más felices y sanas, con protección del entorno y la promoción de encuentros entre personas que describió como “auténticos”.

Un mensaje al respecto del cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para Promover el Desarrollo Humano Integral, dijo que la “transformación digital” del turismo tiene el potencial necesario de promover ese estado de cosas.

El mensaje del cardenal explicó que el pensamiento del Vaticano en ese sentido se está enfocando en una “transformación digital de la industria”. Según explicó Turkson tal tecnología digital está “cambiando drásticamente la forma en que vivimos los períodos de descanso, vacaciones, movilidad y turismo en todas sus formas”.

“La innovación digital debería tener el objetivo de “promover la inclusión, aumentar el compromiso de las personas y las comunidades locales y lograr una gestión inteligente y equitativa de los recursos” alentó el religioso en un escrito publicado.

Según el purpurado el uso creciente de recursos y comentarios en línea pueden aumentar la calidad de los servicios, pero también “educar a las personas sobre la responsabilidad compartida hacia nuestro ‘hogar común’ en el que vivimos, generando formas de innovación para la recuperación funcional de desechos, reciclaje y creatividad reutilización que ayuda a proteger el medio ambiente”

La esperanza del Vaticano es que “el turismo glorifique a Dios y se dedique a validar cada vez más “la dignidad humana, el conocimiento mutuo, la hermandad espiritual, el refrigerio de cuerpo y alma”.

Una encíclica sobre el medio ambiente y el cambio climático escrita por el papa Francisco y publicada en 2015 hizo un llamado a proteger al planeta de la degradación medioambiental y cargó contra la explotación de los recursos naturales sin consideraciones éticas o morales.

La encíclica papal, publicada bajo el título Laudato Si (Alabado Seas), fue la primera que Jorge Bergoglio escribió enteramente (“Lumen fidei” había sido redactada casi íntegramente por Benedicto XVI) y la dirigió no solo a los católicos, sino a todos aquellos que puedan contribuir a detener la degradación de “la casa común que Dios nos ha confiado”.

El Papa trató asuntos como la conexión entre el cambio climático y la contaminación, la pérdida de la biodiversidad, la mala gestión de los recursos, la desigualdad entre las regiones ricas y pobres del planeta o la tibia respuesta de los líderes políticos y económicos ante el desafío de la actual crisis medioambiental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: