España también lucha por los turistas chinos

TurismoPlus.ORG

España se sumó a la lista de destinos turísticos que dirigen sus colimadores hacia China en busca de una mayor atracción de visitantes de ese país, convertido en el primer emisor mundial de turistas con 145 millones en 2017, equivalente a un 6.3% de crecimiento en comparación con 2016.

Con ese objetivo, la filial española de Interface Tourism, una agencia especializada en mercadeo, comunicaciones y relaciones públicas para el sector turístico, realizó un seminario en Madrid para analizar el potencial del turismo chino en el país ibérico.

La reunión consideró que el viajero del gigante asiático es cosmopolita, usuario intensivo de móviles y cazador de experiencias únicas y singulares que se mueve de forma independiente y espera encontrar información en su idioma natal.

En 2017, el turismo chino realizó en España un gasto anual de 261 millones de dólares, un 12% más que el pasado año y el doble que el visitante estadounidense, según informó el director general de la sección EMEA (Europa, Oriente Medio y África) de la compañía Dragon Trail, Roy Graff.

El experto destacó el crecimiento exponencial de los viajes de larga distancia de los chinos, lo que supone un gran potencial para los destinos europeos y en particular España.

Aunque los países asiáticos siguen siendo la principal atracción para el turista chino (76%), principalmente por los factores precio, proximidad y sin necesidad de visado, Europa (9,3%) y Estados Unidos  (8,7%) también atraen a aquellos que tocan más de un país (72%) durante períodos de hasta siete noches (67%).

Los principales lugares de procedencia de esas personas son las regiones de Shangai, Beijing, Guangdong, Liaoning, Hubei y Sichuan lo que obliga a los destinos y empresas turísticas a considerar la diversidad geográfica e intereses para diseñar campañas que despierten su curiosidad, indicó el experto.

Asimismo, opinó que la clave para aumentar el turismo chino en España radica en el llamado segmento FIT (free, independent traveler o viajero libre e independiente), que representa el 40% del mercado emisor de China.

Ese fragmento agrupa a jóvenes con formación superior que viajan en grupo o en familia y organizan sus propios planes para descubrir experiencias fuera de los circuitos tradicionales, relacionadas con el ocio, la gastronomía y las compras.

Otro aspecto subrayado en el seminario radica en la importancia de la llamada “estrategia digital” con el objetivo de consolidar las reservas hacia sus destinos predilectos en Europa y España, un factor fundamental para competir en ese mercado emisor.

Más de la mitad de la población china (772 millones) está conectada al mundo digital y un 98% de esas personas navegan a través de móviles, dispositivo que también utilizan como método de pago, reveló José Sánchez, director de desarrollo de negocio en Dragon Trail.

Al respecto señaló que el 65% de turistas chinos ha hecho uso de pago móvil en viajes internacionales y el 91% de ellos gastaría más si se aceptaran métodos chinos de pago móvil como WeChat o Alipay (servicios de mensajería de texto móvil y de comunicación de mensajes de voz).

Cerca de 600 mil viajeros chinos visitaron España en 2017 y se espera llegar a un millón 2020 alcancen el millón. De ahí la necesidad de combinar cultura, ocio y gastronomía en la oferta para este tipo de viajero.

España implantó en 2017 y por tercer año consecutivo un récord de visitantes internacionales con 82 millones de turistas, 8,9% más que en 2016, lo que colocó al país en el segundo lugar mundial, solo superado por Francia y por encima de Estados Unidos, tradicionalmente el segundo receptor mundial de viajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: