Hagamos turismo no la guerra

Por Frank Martin/TurismoPlus.ORG

Las autoridades de Colombia decidieron utilizar casi 20 millones de dólares con el fin de desarrollar programas turísticos en el país, sector que está floreciendo desde que se firmó un acuerdo oficial  de paz con la principal organización guerrillera del país.

“Hagamos turismo no la guerra” parece ser una modificación colombiana del famoso lema hippie “make love no war” en los años 60. Ya son visibles los efectos amplios de ese acuerdo de paz  en el país sudamericano donde se desarrollarán  15 proyectos vinculados a la industria del ocio en 10 departamentos de su territorio.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de ese país entre los proyectos están  un embarcadero  en el área de la represa de Salvajina, ubicada en el municipio de Morales en el departamento del Cauca (suroeste). Además una base náutica en el municipio de Necoclí, en el departamento de Antioquia.

Amplias regiones colombianas estuvieron por décadas virtualmente cerradas al turismo a causa de la guerra interna principalmente.

Actualmente están abiertos a los turistas regiones como  la serranía Alto del Nudo como destino de turismo de naturaleza, ubicada en el municipio de Dosquebradas, en Risaralda (centro). Allí se levantarán miradores para el   avistamiento de aves como modalidad de recreo.

Están previstos senderos ecológicos, centros gastronómicos y artesanales, y por lo menos un museo arqueológico en una zona donde están almacenadas unas  500 esculturas talladas en piedra que datan de la época precolombina.

La industria colombiana del turismo tiene además un proyecto ecoturístico del ecosistema estratégico playa blanca del laguna de Tota.

Los arribos de viajeros extranjeros a Colombia aumentó 43,1% en los primeros cuatro meses de 2017 para una cifra de  casi dos millones, 598.685 más que en el mismo periodo de 2016, según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Esa instancia dijo en un comunicado entonces que “la industria turística ratifica el potencial que tiene como motor de desarrollo para el país y de crecimiento económico para las regiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: