Singapore Airlines estrena último modelo de Boeing

TurismoPlus.ORG

La compañía Singapore Airlines se convirtió en la primera que incorporó a su flota el último modelo fabricado por la Boeing, considerado como el más eficiente en consumo de combustible y que permite un mejor costo operativo por asiento que cualquier otra nave de gran porte.

El primer Boeing 787-10 Dreamliner fue recibido por la empresa singapurense en una ceremonia realizada en la fábrica constructora de aviones situada en North Charleston (Carolina del Sur, Estados Unidos), de acuerdo con un reporte publicado en Hotelstur, un grupo de comunicación especializado en información turística profesional.

El 787-10 está fabricado con materiales compuestos, fuertes y muy ligeros, cuenta con los sistemas más avanzados de la actualidad y un fuselaje más largo que le permite incrementar su capacidad en unos 40 asientos para llegar a los 330 en una configuración estándar de dos clases.

El nuevo ingenio cubrirá primero las rutas entre Singapur y Bangkok (Tailandia) y Kuala Lumpur (Malasia) con el propósito de entrenar a la tripulación, para luego llegar a  Osaka (Japón) y Perth (Australia).

Para el consejero delegado de Singapore Airlines, Goh Choon Phong, se trata de un aparato que constituye “una magnífica pieza de ingeniería y una verdadera obra de arte” e impulsará la estrategia general de crecimiento de la compañía al permitir ampliar la red y reforzar las operaciones de la empresa.

La aerolínea del país asiático ya opera con los Boeing 787-9 Dreamliner y 787 Dreamliner y con la nueva adquisición se convierte en el primer grupo en utilizar los tres modelos Dreamliner existentes.

Según el reporte, Singapore Airlines tiene un pedido de 68 aviones de fuselaje ancho adicionales, que incluyen 48 unidades del 787-10 y 20 del 777-9X.

Las características del 787-10 garantizan una eficiencia única en el consumo de combustible, lo que propiciará la apertura de nuevas rutas, conseguir ahorros notables de combustible y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera como parte de los esfuerzos en defensa del medio ambiente y contra el cambio climático, dijo Kevin McAllister, presidente de Boeing Commercial Airplanes.

Por sexto año consecutivo, Boeing entregó en 2017 más aviones comerciales que ningún otro fabricante de flota con un récord de 763, ventas impulsadas por la alta producción de los modelos 737 y 787, al tiempo que amplió su cartera con 912 pedidos de aviones netos, valorados en 112.930 millones de euros, de acuerdo con McAllister.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: