Turismo de Seda para el Siglo 21

TurismoPlus.ORG

La llamada Ruta de la Seda como una vía cultural cohesionada y reconocida en el mundo entero puede convertirse en el más importante trayecto transnacional del turismo del presente siglo.

Ese es el propósito ratificado durante una reunión sostenida en el contexto de la feria de turismo de Berlín (ITB) por los ministros de los países participantes en ese esquema (China, Rusia, Kazajstán, Uzbekistán, Tayikistán y Kirguizistán, como miembros plenos, categoría a la que se acaba de unir Malasia).

Además, se encuentran India, Pakistán, Irán, Afganistán y Mongolia) como observadores, y Bielorrusia, Turquía y Sri Lanka en calidad de “socios para el diálogo”.

El foro discutió una “Agenda Turística de la Ruta de la Seda para 2025”, elaborada por la Organización Mundial del turismo (OMT) a partir del trabajo realizado hasta ahora, el cual fue calificado de positivo en su objetivo de crear conciencia acerca de la contribución del turismo a la conservación de la cultura, la cohesión regional y la comprensión intercultural.

“Cada vez hay más proyectos transfronterizos y el interés de las empresas y los consumidores por la Ruta de la Seda sigue en aumento” aseguró el secretario general de la OMT, Zurab Pollikashvili.

Añadió que esa organización ha evaluado el potencial turístico de los itinerarios temáticos de la Ruta de la Seda en Asia y preparó un estudio titulado El impacto turístico de la Ruta Marítima de la Seda del siglo XXI.

La labor de la OMT en el ámbito de la Ruta tiene como finalidad lograr que las comunidades locales radicadas a lo largo del itinerario puedan beneficiarse en la mayor medida posible del desarrollo del turismo, al tiempo que se estimulan las inversiones y promueve la conservación del patrimonio natural y cultural, indicó el funcionario.

Pollikashvili no olvidó puntualizar la necesidad de tener en cuenta la sostenibilidad y la cooperación transfronteriza imprescindible para el avance del proyecto, el cual ocupará el centro de los debates de dos importantes reuniones a celebrarse este año en Turquía y Grecia: una ministerial de los países miembros y otro foro internacional de la OMT sobre el Turismo en la Ruta de la Seda, respectivamente.

La Ruta de la Seda fue una red de vías comerciales organizadas a partir del negocio de la seda china desde el siglo I (AC), que se extendía por todo el continente asiático, conectando a China con Mongolia, el subcontinente indio, Persia, Arabia, Siria, Turquía, Europa y África.

La idea de su creación en el presente fue lanzada en 2014 por el presidente chino, Xi Jinping, durante la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, donde el gigante asiático creó un fondo para financiar la construcción y mejoramiento de las infraestructuras (edificaciones, vías férreas, carreteras y oleoductos) en aquellas provincias claves para recrear el antiguo corredor comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: