Rusia 2018: El campeón olvió aser europeo

TurismoPlus.ORG / Foto: QuinceMedia (Pixabay)

Los turistas latinoamericanos que viajaron a la Copa Mundial de Fútbol Rusia-2018 para estimular a sus respectivas selecciones tuvieron que conformarse con regresar a casa y volver a sufrir la coronación de un equipo europeo.

La decepción quedó consumada cuando Bélgica, Croacia, Francia e Inglaterra se apoderaron de la semifinal de la competencia, los dos últimos ya fueron titulares en las ediciones de 1998 y 1966, respectivamente.

Los anteriores ganadores de certámenes del orbe que viajaron a Rusia para tratar de reconquistar el máximo trofeo fueron Alemania (2014, 1990, 1974 y 1954), Argentina (1986 y 1978), España (2010), Uruguay (1950 y 1930) y Brasil (2002, 1994, 1970, 1962 y 1958).

Italia, el otro campeón en la historia de los certámenes del orbe (2006, 1982, 1938 y 1934), no pudo clasificar para obtener el boleto al país más grande del viejo continente.

La primera gran decepción en las canchas rusas fue protagonizada por los alemanes, defensores de la Copa conseguida 4 años atrás y que ahora ni siquiera pudieron pasar de la fase de grupos.

El fiasco de la selección germana aumentó su dimensión en su última presentación al caer 0-2 ante a un equipo considerado entre los más débiles de la cita de Rusia: Corea del Sur.

La señal de alarma ya había sonado desde la misma primera salida de los teutones al perder 1-0 frente a México y aumentó en intensidad  cuando consiguió una victoria 2-1 in extremis en su choque contra Suecia.

La magnitud del desastre de los alemanes obligó a la selección a emitir una disculpa pública a todos sus seguidores en una carta que lamenta “no haber jugado como campeones del mundo”.

La debacle de la mayoría de los anteriores titulares en la historia de los mundiales continuó en la ronda de octavos con la eliminación de Argentina, Uruguay y España. Los otros latinoamericanos que no superaron esa fase fueron México y Colombia.

Sin embargo, la selección de los anfitriones rusos, descartados en un principio como un peligro en esta edición de la Copa, llegó a cuartos de final después de un escabroso camino para caer, por penales, ante Croacia.

Sus jugadores fueron catalogados de héroes por el presidente de Rusia, Vladimir Putin y toda la población del gigante europeo.

Y tras la angustiosa lucha de casi 20 días, Francia reconquistó el máximo trofeo tras vencer 4-2 a la combativa Croacia cuya selección perdió la Copa, pero se ganó la admiración y el respeto de buena parte de la afición de todo el mundo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: