Hotel inteligente en Japón usa robots

TurismoPlus.ORG

Si cuando visité Nagasaki el carpetero que lo reciba en su hotel tiene el rostro metálico, usted habrá entrado en una nueva época.

Quizá esté en el Henn na el cual, entre otras virtudes,  acabó con las propinas al sustituir a su personal por robots que no solo transportan los equipajes de los huéspedes sino que además sustituyen al carpetero por un dinosaurio mecánico con sombrero y acento inglés.

Otra recepcionista,  para la lengua japonesa,  es un humanoide femenino con largas pestañas. Ambos sistemas indican al cliente recién llegado cómo tienen que llenar sus datos en una pantalla.

El alojamiento está en la prefectura de Nagasaki y se trata, según sus dueños, del primer hotel robotizado en el mundo.

El Hotel Extraño, tal como se traduce su nombre, ha reemplazado además a sus botones y conserjes por robots. Uno de los empleados mecánicos es Churi-chan. Está inspirado en personajes de Pokemon.  Posee una firme sonrisa permanente a prueba de quejas  y está instalado en cada mesa de noche de las 72 habitaciones.

Sus misiones principales son ajustar bajo  órdenes de voz las luces, temperatura, configurar una alarma y recibir información sobre el pronóstico del clima.

En el hotel opera un sistema de reconocimiento facial para abrir puertas sin necesidad de las llaves electrónicas. Una imagen digital de la cara de los clientes se registra durante el “check-in”. Sobresale entre las novedades un brazo robótico gigante instalado en un cuarto transparente en el vestíbulo. Este se encarga de rellenar compartimentos en el lugar  con las pertenencias que cada huésped ha dejado previamente hasta que las vuelva a necesitar.

El sistema se llama “robot guardarropa”.

Los propietarios del hotel  rechazan las críticas que predicen la  inoperatividad del hotel si ocurre alguna avería y otros que le llaman un fenómeno de promoción sin mas objetivos en el horizonte.

Según afirman los dueños del negocio este se  convertirá en un referente para otros hoteles inteligentes de bajo costo con un atractivo valor promedio por noche de menos de 50 dólares por los ahorros que logra con su exiguo personal humano y también en el humanoide.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: