Manual contra huracanes para 2018

TurismoPlus.ORG

La Asociación de Hoteles y Turismo del Caribe (CHTA) lanzó un Manual de Preparación para Desastres, que se distribuirá a representantes de la industria para la temporada de huracanes de 2018.

La fase de prevención y preparación contra huracanes incluye evaluaciones de vulnerabilidad estructural y no estructural, requisitos de mantenimiento, suministros de emergencia, acuerdos de ayuda mutua, información para huéspedes, capacitación y enlaces con la comunidad. También se ocupará de medidas de seguridad y de las comunicaciones con los medios de prensa.

La CHTA dijo en un comunicado que el propósito de la guía, financiada por la Caribbean Tourism Recovery Fund y Expedia, es complementar los esfuerzos locales para desarrollar la preparación de las comunicaciones y el proceso de respuesta y recuperación para los miembros de la CHTA, de las organizaciones nacionales de turismo y los sectores público y privado, consideradas como partes interesadas de la industria del sector antes, durante y después de un desastre potencial.

En 2017, los huracanes Irma y María pasaron por las Antillas Menores, dañando gravemente propiedades hoteleras. La temporada de huracanes en el Atlántico fue hiperactiva y catastrófica con daños de al menos 282.16 mil millones (USD) y la más costosa registrada, superando la de 2005 que tenía el récord anterior.

Las pérdidas fueron muy altas para la industria del turismo, que es el principal recurso económico del Caribe.

Además, 2017 fue también la temporada más mortífera desde 2005. Más del 99.7 por ciento del daño de la temporada se debió a tres de los huracanes más importantes de la temporada: Harvey, Irma y Maria.

Otro huracán notable, Nate, fue el peor desastre natural en la historia costarricense; los nombres de Harvey, Irma, Maria y Nate fueron retiradosde las nomenclaturas que se dan a esas tormentas debido a las pérdidas de vidas que causaron.

La temporada 2017 se situó junto con la de 1936 como la quinta más activa desde que comenzaron los registros en 1851.

Los huracanes tienen un gran poder destructivo. Los estudios indican que uno de los efectos del cambio climático en el Caribe es precisamente el aumento de ese poder.

Entre las principales consecuencias de estos fenómenos atmosféricos está la fuerza del viento, uno de los aspectos más destructivos, que suelen causar el colapso de edificios, escombros voladores, daños por lluvia, daños por inundaciones y marejadas ciclónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: