El lago Titicaca muestra su historia profunda

TurismoPlus.ORG

Diferentes exploraciones y el descubrimiento de restos de las culturas Tiwanaku, Yaya-mama e Inca en las profundidades del lago Titicaca dieron un nuevo impulso para la construcción de un museo subacuático que constituirá una inigualable oferta para los turistas amantes de la arqueología.

Ese proyecto fue mencionado por la ministra boliviana de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca Mamani, quien precisó que en el lugar de los hallazgos ya existen operadoras privadas y agencias de turismo especializadas en actividades de buceo.

Considerado como un lago sagrado por los pueblos andinos, el Titicaca es el depósito de agua navegable más alto del mundo (3.800 metros sobre el nivel del mar), ocupa una superficie de 8.562 kilómetros cuadrados y está compartido por Bolivia y Perú.

Los resultados de los estudios realizados hasta ahora fueron mostrados a través de un documental elaborado por el equipo de colaboradores belgas dirigidos por el investigador Christophe Delaere.

El vídeo, titulado “Proyecto Belga: Investigación arqueológica, Los secretos subacuáticos del Lago Titicacalas”,  tiene una duración de 30 minutos y revela todo el trabajo vinculado a las exploraciones subacuáticas en torno a los restos arqueológicos de la cultura tiwanakota, dijo la titular boliviana.

El proyecto lleva el nombre de “Huiñaimarca”, que en español quiere decir Pueblo Eterno, y debe concretarse en 3 años con el apoyo de  la Universidad  Libre de Bruselas y el Centro de Arqueología Subacuática Andina, ambos de de Bélgica.

Por su parte, el especialista europeo situó en más de 2.000 la cantidad de objetos hallados, entre ellos fragmentos de vasijas labradas en piedra, recipientes para incienso, figuras de animales, utensilios de cerámica, huesos y laminados de oro, muchos de los cuales integraron ofrendas religiosas, y precisó que la pieza más antigua data del año 500 al 800 después de Cristo.

Según los especialistas, hace 10 años una misión franco-ítalo-brasileña fotografió debajo de la superficie del Titicaca restos de cerámica y una estatuilla aparentemente de oro al final de lo que parecía ser una larga avenida de un pueblo sumergido.

Sin embargo, los primeros vestigios sobre la existencia de una civilización sumergida en el fondo del lago aparecieron a principios de la década de 1960 tras ser descubiertos por el famoso explorador francés Jacques Cousteau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: