Causa de la muerte: selfie

TurismoPlus.ORG / Foto: Christo Anestev (Pixabay)

Uno de los rituales que acompañan al turismo desde hace algunos años es el de los selfies. Muchos prefieren hacerlos con un fondo hermoso o memorable, pero otros buscan impresionar con una autofoto en un ambiente de particular riesgo, desde un encierro de toros a un acantilado peligroso.

Como resultado de la variante más temeraria 259 personas han fallecido entre octubre de 2011 y noviembre de 2017 según un estudio de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos bajo el nombre Selfies: A boon or bane? (Selfies: ¿bendición o perdición?)

La investigación muestra una dolorosa progresión porque si en 2011 se registraron 3 casos, en 2016 fueron 98 y en 2017 se reportaron 93. La mayor parte de los decesos en La India, Rusia, Estados Unidos y Paquistán.

La investigación indica que las muertes por selfies se han convertido en un problema emergente entre los más jóvenes pues sus víctimas tuvieron una edad media de 22,94 años.

Alrededor del 72.5% del total de casos correspondió a hombres, 27.5% a mujeres y el ahogamiento, el accidente en el transporte y la caída son las razones más importantes.

Una curiosa recomendación en las conclusiones del documento sugiere crear Zonas de Prohibición de Autofotos en algunas áreas turísticas, especialmente en lugares como cuerpos de agua, picos de montañas y edificios altos.

Selfie es un fenómeno de expansión en los últimos años y su definición fue nombrada como la palabra del año 2013 por Oxford Dictionary, el cual lo describe como una fotografía que una persona toma de sí misma (o de un grupo) usualmente con un teléfono.

Un millón de selfies

Según datos citados por el estudio se cargaron 24 mil millones de selfies en las fotos de Google en 2015 y se hacen aproximadamente 1 millón de selfies por día sobre todo de personas entre 18 y 24 años de edad.

Los Investigadores de Pew Research Center han encontrado que alrededor del 55% de los millenials han publicado una selfie en los servicios de redes sociales.

En la búsqueda de la autofoto perfecta aparecieron términos como koolfie, restaurantfie, musclefie, dentisfie y muchos más y la industria se hizo de nuevos artículos que van desde “palitos para selfie” hasta “zapato para selfie”.

Hoy una de las características que deben tener los teléfonos para ser populares es la calidad de imagen de su cámara de fotos.

La ausencia de estadísticas sobre el fenómeno hasta ahora se debe, según los investigadores, a que esas muertes no se reportan correctamente y aparecen, por ejemplo,  como accidentes de tráfico.

Los investigadores también asocian el aumento exponencial del número de fallecimientos con el mayor uso de teléfonos móviles, las funciones mejoradas de autofotos en estos dispositivos, la proliferación de palos para selfies y la promoción de eventos como el “mejor premio para autofotos”.

En general, el número total de víctimas más alto es para personas de 20 a 29 años, seguidos de grupos de 10 a 19 años y luego disminuye a medida que aumenta el rango de edad a partir de los 29 años.

La India tiene el mayor número de muertes, lo que los investigadores atribuyen a que ese país posee la mayor población joven del mundo (hasta 30 años).

Ya algunas regiones están tomando medidas contra el fenómeno y el estudio pudo identificar la existencia de 16 zonas de prohibición de selfies en Mumbai, mientras algunos países como Rusia están colocando advertencias para desestimular tomarse selfies en condiciones particularmente riesgosas.

Las conclusiones advierten que aunque el estudio reunió el mayor número de muertes e incidentes de autofotos hasta la fecha, la investigación abarcó sólo noticias en inglés, así que el fenómeno debe ser muy superior a lo estimado por ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: