Adiós al proyecto de Airbnb en Gran Muralla China

TurismoPlus.ORG Foto: Gmshtwjl (Pixabay)

La promocionada oferta para que algunos adinerados pernoctaran en una lujosa habitación en una de las milenarias torres de la Gran Muralla China quedó solo como un proyecto ante el rechazo de las autoridades y usuarios de las redes sociales del país asiático.

La idea lanzada por Airbnb estaba dirigida a “un selecto grupo de viajeros” para “disfrutar de una estancia única” en ese símbolo de la historia china, considerado una de las siete maravillas del mundo moderno.

Un comunicado de esa plataforma de software dedicada a la oferta de alojamientos a particulares indicó que como muestra de respeto a la reacción despertada por su iniciativa “decidimos no avanzar” en su ejecución.

Según diversas fuentes, la convocatoria provocó un alto número de protestas debido a la preocupación por el eventual daño que el proyecto ocasionaría a la Gran Muralla, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.

Para Airbnb, uno de los objetivos de su iniciativa “Una noche en la Gran Muralla” era resaltar que “todos pueden desempeñar un papel en la preservación de ese ejemplar de la historia mundial”.

La oferta sería efectiva en septiembre y los huéspedes se alojarían en una habitación diseñada para la ocasión en la parte antigua de esa fortificación construida y reconstruida entre el siglo V (A.C) y el XVI de la Era Moderna y que en total se extiende por 21.200 kilómetros.

Además incluía una cena íntima gourmet con una gran variedad de platos, en particular de la rica gastronomía china, acompañada de música tradicional del país asiático

No obstante el fracaso del proyecto, la popular plataforma turística indicó que trabaja en un abanico de otras experiencias que puedan mostrar a China como un destino para los viajeros.

La Gran Muralla estaba incluida en el llamado turismo de élite impulsado por Airbnb y que incluye actividades en sitios de renombre mundial como los corales de la Gran Barrera de Coral australiana, dormir en una casa flotante en el Támesis y pasar la noche de Halloween en las Catacumbas de París.

Según la oficina de turismo de China, la Gran Muralla recibe diariamente un promedio de 50.500 visitantes.

El gigante asiático reportó 59.3 millones de turistas internacionales en 2016, solo por detrás de Francia, Estados Unidos y España y por delante de Italia, Reino Unido, Alemania y México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: