Duelo de aerolíneas Low-Cost en Argentina

TurismoPlus.ORG / Fotos: Norwegian Airlines y Flybondy

Las dificultades económicas argentinas, cuya moneda ha caído ante el dólar estadounidense alrededor del 50%, paradójicamente está impulsando su industria de los viajes y una previsible lucha de aerolíneas de bajo costo que eventualmente debe propiciar precios más bajos de los boletos de avión.

Una investigación de Skift, una compañía de investigación de la industria de los viajes, indica que si bien 2018 no es un año excepcional para la economía argentina, podría ser importante para su creciente sector de aviación, aunque permanecen incertidumbres.

Una de las razones de los precios más baratos es la existencia de más aerolíneas en la competencia, gracias a un plan presentado a principios de 2017, para  la propiciar la apertura de 135 nuevas rutas aéreas en el país e inversiones en infraestructura.

En la competencia el primero en golpear fue Flybondi, promovida como la primera aerolínea de ultra bajo costo de Argentina, que opera 5 Boeing 737-800 y planea aumentar su flota a 28 para 2021.

La empresa informó haber transportado casi 550,000 pasajeros en 8 meses desde su vuelo inaugural el 26 de enero de 2018, pero un dato interesante es que de ese total un estimado 80,000 personas volaba por primera vez

Flybondi Vuela a 13 ciudades argentinas: Bariloche, Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero, Corrientes, Neuquén, Tucumán, Salta, Jujuy, Iguazú, Posadas y Mendoza.

En noviembre comenzará a operar una nueva ruta Córdoba-Corrientes, y en diciembre vuelos regionales a Uruguay y Paraguay.

 

En el mercado argentino se espera también la introducción de Norwegian Air Argentina, que luego de enlazar Europa y Estados Unidos anunció estar lista para competir en el mercado argentino y comenzó a enlazar Londres y Buenos Aires, aunque con mayores ambiciones.

Norwegian ya vende boletos para los vuelos a Córdoba y Mendoza y proyecta 72 rutas que incluyen las Cataratas del Iguazú, Neuquén, Salta y Bariloche, además de aumentar las frecuencias a Londres de cuatro veces por semana a una diaria desde el 1 de diciembre.

Norwegian destinó 4 Boeing 737 a Argentina, pero espera llevar la flota a 10-15 aviones para fines de 2019, y entre 50-70 en los próximos 5 a 8 años, e incluso se piensa en utilizar el Boeing 787 en vuelos entre Argentina y Europa desde 2019 o 2020.

Otro elemento que facilita la disminución de precios es la decisión gubernamental de eliminar una regulación que establecía precios mínimos para las rutas aéreas.

De todas formas, existen algunas lagunas de incertidumbre porque si la economía continúa deteriorándose se deberán tener en cuenta factores como huelgas y aumentos de tarifas como resultado de la inflación.

Además, los argentinos que estaban a la cabeza de los viajeros en América del Sur están disminuyendo sus viajes al exterior y ello también afecta la demanda de  los viajes aéreos y podría modificar algunos de los planes de las aerolíneas.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, según sus siglas en inglés)  consideró que un deterioro en las condiciones económicas hace el mercado menos atractivo para nuevos participantes potenciales y presentará desafíos claros para las aerolíneas cuyos modelos de negocios se basan en tarifas aéreas bajas por el aumento de costos.

La industria de las aerolíneas es resistente a los choques de demanda, pero el impacto de la industria dependerá fundamentalmente de la profundidad y la duración de la recesión económica, de acuerdo con la evaluación de la IATA.

De momento el panorama se presenta favorable para los viajeros dada la competencia entre Flybondi y Norwegian Air Argentina. Es momento de aprovechar y cruzar los dedos para que las circunstancias sigan acompañando las proyecciones de los vuelos baratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: