Turistas chinos invaden Rusia para Mundial

TurismoPlus.ORG

Un tsunami de turistas chinos en Rusia, jugadores enfermos del estómago en momentos claves, nuevas protestas contra los árbitros y muchas otras curiosidades navegan por el ambiente que se vive en la Copa Mundial de Fútbol que transcurre en el gigante europeo.

Después de una semana de competencia y 21 partidos celebrados, los estadios de las 11 ciudades rusas que acogen los choques mundialistas han recibido más de 1 millón de aficionados de las más diversas nacionalidades

De acuerdo con la Federación Internacional de Futbol (FIFA), la cifra total hasta la jornada matutina del jueves asciende a 1 millón 11 mil personas, para un promedio de 50 mil por encuentro y una ocupación del 97% de las plazas en los escenarios de los enfrentamientos.

Dentro de ese mar de simpatizantes del fútbol se encuentran más de 100.000 chinos, pese a que su país no clasificó para el torneo del orbe.

Con ese volumen de viajeros, China se coloca como la tercera nación que más espectadores tiene en Rusia-2018.

De ese total, un 57% son mujeres, según informó la operadora turística china Ctrip, que estima que los aficionados chinos gastarán más de 3.000 millones de yuanes (461 millones de dólares) en la sede de la Copa Mundial.

Para el traslado de esos aficionados hay unos 20 vuelos diarios desde China a Rusia con una capacidad total de 4.000 personas y una media de ocupación del 90%, reveló un funcionario de la dirección de turismo al extranjero de Ctrip.

Mientras, el ambiente del certamen continúa marcado por otros hechos llamativos como la enfermedad de tres jugadores suecos que no podrán participar en el choque contra Alemania el sábado en Sochi.

Los deportistas que presentaron problemas estomacales y el equipo médico decidió apartarlos de los entrenamientos son Filip Helander, Pontus Jansson y Marcus Rohden y se sumaron al delantero Isaac Kiese Thelin, quien presenta dificultades en un tobillo, confirmó el entrenador, Janne Andersson,

Los nórdicos tienen la oportunidad de una posible eliminación de los germanos, actuales campeones mundiales, tras la derrota 0-1 sufrida por Alemania frente a México en su primera aparición en el torneo.

En cuanto a los desacuerdos manifestados por varias selecciones con respecto a decisiones de los árbitros, Egipto anunció que presentará una protesta formal ante la FIFA por la actuación del juez paraguayo Enrique Cáceres.

El presidente de la Asociación de Fútbol del país árabe, Hany Abo Rida, dio a conocer su inconformidad al considerar que los fallos de ese árbitro perjudicaron a su equipo en la derrota del martes 3-1 ante Rusia.

El fracaso de los egipcios ante los anfitriones se agregó a la derrota 0-1 que registraron frente al cuadro de Uruguay, lo cual los deja fuera de la competencia, aunque les resta un partido ante Arabia Saudita, también eliminada antes de concluir la primera fase de clasificación.

Anteriormente, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) remitió una preocupación a la FIFA cuestionando los procedimientos adoptados por el VAR (video assistant referee, árbitro asistente de vídeo) durante el partido que enfrentó a Brasil frente a Suiza en la primera jornada del Grupo E.

La demanda pide explicaciones por no utilizar el nuevo sistema “en las jugadas capitales del partido”, que concluyó con empate a un gol y arbitrado por el mexicano César Ramos.

Y los brasileños también fueron protagonistas de una trifulca cuando un asistente del presidente de la CBF rompió en la cabeza de un brasileño durante una trifulca en un restaurante de San Petersburgo. El agredido tuvo que ser trasladado a un hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: