Fútbol de alta tensión… médica

TurismoPlus.ORG

Los profesionales de la salud enfrentan en estos días una notable carga de trabajo derivada de la extrema alteración provocada por el desarrollo de la Copa Mundial de Fútbol Rusia-2018, con equipos campeones y estrellas internacionales al borde del abismo.

La alta tensión causada por la mayoría de los partidos celebrados hasta ahora llegó a grados superlativos en el partido entre Argentina y Nigeria, con victoria 2-1 para los sudamericanos gracias a goles del astro argentino, Lionel Messi, y Marcos Rojo, este último en las postrimerías del choque celebrado en San Petersburgo.

Los albicelestes, titulares mundiales en Argentina-1918 y México-1986 llegaron al estadio de esa ciudad con la soga al cuello, obligados a vencer a sus rivales africanos para evitar su eliminación del torneo tras dos partidos para el olvido frente a Islandia (1-1) y Croacia (derrota 3-0).

Los 94 minutos de crispación en el partido frente a los nigerianos y la victoria casi in extremis de los sudamericanos fueron la causa de una alarma médica ante una descompensación sufrida por el ex astro futbolístico argentino Diego Armando Maradona.

Durante el enfrentamiento, el ex crack fue captado por las cámaras de televisión con una enérgica actividad en las gradas arengando a sus compatriotas, lo que unido a la tensión del juego le causó una fuerte alteración que obligó a trasladarlo a recibir atención médica.

Horas después, el propio Maradona escribió en las redes sociales para agradecer a todos los que se preocuparon por su problema y asegurar que solo se trató de una descompensación.

“Quiero contarles que estoy bien, que no estoy ni estuve internado. En el entretiempo del partido con Nigeria me dolía mucho la nuca y sufrí una descompensación”, dijo el ex deportista.

“Me revisó un médico y me recomendó que me fuera a casa antes del segundo tiempo, pero yo quise quedarme porque nos estábamos jugando todo. ¿Cómo me iba a ir? Les mando un beso a todos, perdón por el susto y gracias por el aguante, hay Diego para rato!”, aseguró.

Maradona ya estuvo al borde la muerte en 2000 a causa de su adicción a las drogas que, según se informó, pudo abandonar después de varios años de tratamiento en Cuba.

Pero no solo los famosos sufren por los desafíos sobre las canchas rusas debido al estrés de los partidos, marcados en esta ocasión por la introducción del llamado videoarbitraje, sistema decisivo en la definición de varios choques y la permanencia o no de equipos considerados favoritos para conquistar la Copa.

Esta semana el ex jugador egipcio Abdelrehim Mohamed murió de un infarto después que Egipto perdió ante Arabia Saudita por un gol en el tiempo de prórroga y que le costó su eliminación del torneo.

El ex futbolista, quien fue entrenador de un club egipcio actuaba como comentarista para una estación de televisión cuando comenzó a sentirse mal tras el segundo tanto de los sauditas y falleció en un hospital de El Cairo, según se informó.

La atención médica organizada por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) está a cargo de un numeroso grupo de especialistas encabezados por la doctora sudafricana, Celeste Geertsema, una experta en medicina deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: