Eco-Turismo: murió último rinoceronte blanco

TurismoPlus.ORG

La naturaleza dio un nuevo grito de alerta sobre la necesidad de garantizar un turismo sustentable: Sudán, el último rinoceronte blanco varón, murió el 19 de marzo de 2018 en Kenia a los 45 años de edad por complicaciones relacionadas con su edad.

La organización conservadora de Ol Pejeta, Kenia, informó que el animal estaba siendo tratado por cambios degenerativos en músculos y huesos y extensas heridas en la piel, sufría mucho y ya no podía pararse por lo que se tomó la decisión de practicar la eutanasia.

Sudán fue apresado a mediados de la década de 1970 y llevado al zoológico Dvůr Králové y en 2009 a Ol Pejeta para participar en un programa de cría, junto con dos hembras y otro macho blanco que falleció también.

La población de rinoceronte blanco fue prácticamente aniquilada durante el auge de caza furtiva de los años 70 y 80 en Uganda, República Centroafricana, Sudán y Chad, como resultado de la demanda de su cuerno para usar en la medicina tradicional.

Ahora solo quedan de esa especie dos hembras Najin, la hija de Sudán, y Fatu, hija de Najin, y las esperanzas se centran en la posibilidad de reproducción celular a partir del ADN de Sudán que fue conservado.

La organización turística Intrepid Travel lanzó la oferta de una expedición para visitar los santuarios de los rinocerontes y alentar el cuidado de la naturaleza.

En relación con el debate sobre si el turismo de vida silvestre realmente ayuda a conservar especies en peligro de extinción, Intrepid Travel opina que sí, pero solo si se hace de manera responsable y sostenible.

Según este enfoque, los animales salvajes, en particular los que están en peligro, son más valiosos vivos, especialmente cuando el turismo ofrece beneficios económicos.

En ese contexto el turismo de vida silvestre responsable contribuye a proteger áreas de conservación, a capacitar y emplear guardaparques, y apoya el trabajo con comunidades locales.

Asegura que parte del ingreso por los recorridos de seguimiento de rinocerontes a pie en Uganda se destina al empleo de guardaparques que protegen a los rinocerontes y al rastreo de gorilas en Ruanda y Uganda bajo estricto control del número de visitantes.

Intrepid Travel sostiene que no quiere sólo ofrecer una experiencia de safari, sino educar e inspirar a los viajeros a continuar luchando por la preservación de todas las especies en África y el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: