Tiburones con problemas de relaciones públicas

TurismoPlus.ORG Foto Annca

Si encuentra muy aterradores a los tiburones pruebe a pensar en ellos con mente de “ecoturista” y esa imagen va a cambiar en su mente.

Es lo que propone una investigación científica hecha en Hawai y publicada en la revista Marine Policy, de Estados Unidos.

“Desafortunadamente los tiburones tienen un problema de relaciones públicas. Son temidos por muchos miembros del público, demonizados por los medios de comunicación, tratados como monstruos que cazan humanos, y elegidos como villanos en películas de éxito”, afirmó el artículo de Marine Policy.

La investigación en la revista académica mensual interdisciplinaria que analiza disciplinas de ciencias sociales relevantes para la formulación de políticas marinas aseguró que el ecoturismo puede mejorar la reputación de los escualos.

Esa manera de asumir a los inspiradores de películas como Jaws y la más reciente The Meg “puede cambiar las actitudes de las personas sobre los tiburones y hacer que sean más propensos a apoyar proyectos de conservación.

Todo lo que necesitan esos animales es “una mentalidad ecologista”, según los científicos, que hicieron su exploración en la costa de Oahu, Hawaii.

Esos expertos examinaron minuciosamente el conocimiento y las actitudes hacia esos peces de un grupo de personas que invitaron a participar en las observaciones. Una conclusión es que después de participar todas se comprometieron con los proyectos de conservación de tiburones.

Después compararon esa actitud unitaria con las de otros 448 invitados que no participaron en las observaciones. Estos mantuvieron sus dudas sobre esta “máquina de matar que solo come y hace tiburoncitos”, según una definición en la secuela de Jaws.

Los escogidos para participar en esta prueba fueron personas respetuosas del medio ambiente e incluso algunas actitudes hacia los tiburones algo más positivas que el público en general.

Se descubrió que después de la gira investigativa basada en un programa de ecoturismo los participantes comenzaron a jugar un papel ecológico más comprometido.

Las actitudes hacia los escualos mejoraron visiblemente. El 97% de los participantes que tenían actitudes negativas hacia los peculiares peces terminaron cambiando de opinión sobre estos como resultado de la gira.

Un análisis acerca de esos resultados concluyó que estos programas no solo están “predicando a los conversos” sino que realmente mejoran el compromiso de las personas con la conservación de la naturaleza.

Pese a la desconfianza generalizada los especialistas en la vida de los tiburones aseguran que son cruciales para los ecosistemas marinos. Sin embargo, muchas poblaciones de tiburones están en declive como resultado de la pesca, la captura incidental, la destrucción de hábitats y las secuelas del cambio climático.

Los científicos aconsejaron un esfuerzo coordinado de conservación global en favor de esos animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: