Nueva Caledonia restringe el turismo

TurismoPlus.ORG

Alrededor de 600,000 turistas visitan Nueva Caledonia cada año, generando una de sus principales fuentes de ingresos. Pero a partir de ahora el acceso a los arrecifes será más difícil para ellos.

Ese territorio francés del Pacífico está preocupado por el “turismo excesivo” y por ello acaba de anunciar regulaciones para proteger el ecosistema subacuático y crear un santuario para las ballenas jorobadas y otras especies marinas.

El gobierno de Nueva Caledonia emitió regulaciones que prohíben la pesca y limitan las embarcaciones turísticas en importantes áreas de coral dentro entre estas el Parque Natural del Mar del Coral.

Las autoridades del archipiélago anunciaron medidas similares a las tomadas en puntos turísticos “calientes” del mundo como Boracay en Filipinas y Maya Bay en Tailandia, que apuntan a equilibrar el turismo con la protección de los ecosistemas amenazados por el calentamiento del mar y la actividad económica, dijeron los expertos.

Nueva Caledonia es oficialmente una colectividad especial de Francia en el suroeste del Océano Pacífico a 1,210 km (750 millas) al este de Australia y 20,000 km (12,000 millas) de Francia metropolitana.

El archipiélago incluye la isla principal de Grande Terre, las Islas de la Lealtad, las Islas Chesterfield en el Mar de Coral, el archipiélago de Belep, la Isla de Pinos y algunos islotes remotos.

Las nuevas reglas, que cubren un área que incluye alrededor de un tercio de los arrecifes de coral del mundo sin perturbar, se aplicarán con la ayuda de la vigilancia naval francesa desde el mar, el aire y el espacio.

Al igual que muchas islas del Pacífico, Nueva Caledonia, con una población de solo 260,000, controla vastas extensiones de océano rico en recursos.

La prohibición abarcará los arrecifes de coral que componen aproximadamente el 2 por ciento del Parque Natural de 1.3 millones de kilómetros cuadrados (501,933 millas cuadradas) del territorio, que también es un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO.

El territorio de Nueva Caledonia es un verdadero refugio para las ballenas jorobadas, las aves marinas y las tortugas y contiene aproximadamente 1.700 especies de peces y 473 tipos diferentes de coral, según la organización sin fines de lucro Pew Charitable Trusts.

Aún, según se informó los eco-tours aún pueden solicitar permisos limitados para acceder a las áreas restringidas.

En las relativas cercanías de Nueva Caledonia, Australia es otro país que ha decidido proteger algunas de sus áreas naturales del excesivo turismo internacional. Ahora está invirtiendo cientos de millones de dólares en la protección de la Gran Barrera de Coral, que enfrenta varias amenazas, incluida la mala calidad del agua debido, al cambio climático, la pesca ilegal y el desarrollo costero.

Según las estadísticas internacionales de 1995 a 2016, el número de viajeros internacionales ha pasado de 525 millones a más de 1.200 millones gracias a las aerolíneas de bajo costo, y a los turistas de mercados en crecimiento como China, India o los países del Golfo.

2017 ha estado marcado por un aumento récord del 7% en el número de turistas en todo el mundo, y por movimientos sin precedentes de rechazo al turismo excesivo. Los pronósticos especializados afirman que en 2030, habrá 1.800 millones de turistas en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: