Holbox, mar con luz propia en México

TurismoPlus.ORG

Los amantes del turismo de naturaleza y sus particularidades exóticas tienen en la isla de Holbox,  Caribe mexicano, la oportunidad de presenciar uno de los fenómenos naturales más hermosos: la bioluminiscencia.

Está ubicada al noroeste de Cancún,  con apenas 26 millas (42 kilómetros) y menos de una milla de ancho (un kilómetro y medio), donde viven unas 2,000 personas.

Durante el día es un destino apropiado para caminar por la arena de las playas sin aglomeraciones de bañistas, observar más de medio centenar de especies de aves como flamencos y pelicanos, nadar con tiburones ballena o pasear entre las casitas de colores alegres con servicios rústicos.

Pero el momento que le está dando fama creciente como destino es la noche, sobre todo cuando no hay luna llena y se convierte en uno de los sitios ideales par ver el fenómeno de bioluminiscencia, también existente en otras platas de Península de Yucatán.

Cuando llegan las sombras el visitante queda maravillado por el espectáculo de luces provenientes del mar, una especie de alucinación fantasmagórica que tiene su explicación científica.

Los expertos aseguran que se debe a la concentración de millones de organismos dinoflagelados, una de las principales especies del plancton marino.

Algunos de estos dinoflagelados emiten luz, fenómeno conocido como bioluminiscencia, que se produce cuando el movimiento del agua provoca impulsos eléctricos que dan lugar a pequeñísimos destellos convertidos en luz.

El fenómeno también se reporta en otras playas y puertos de Yucatán como Xpicob, Santa Clara y Dzilam de Bravo, entre otras zonas del mundo que incluyen Maldivas.

En opinión de los conocedores, la época de mayor bioluminiscencia es de marzo a septiembre, época de reproducción del plancton y especialmente los mes de junio y julio.

Pero en cualquier época es un destino recomendable para quienes no gustan andar por caminos trillado y prefieren destinos más naturales aunque con las inconveniencias del poco desarrollo de sus servicios.

Holbox es parte de la Reserva de la Biosfera de Yum-Balam, de gran riqueza de fauna típica de humedales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: