Guatemala impulsa aviturismo

TurismoPlus.ORG

A menos de un mes de celebrada la Feria Internacional dedicada al avistamiento de aves Colombia Birdfair 2018 , Guatemala otorga ahora más fuerza a esa modalidad de turismo con un evento similar en los alrededores del lago Atitlán.

La región escogida sirve de hábitat para unas 400 especies diferentes, de las 700 que alberga el país centroamericano, entre las que se reproducen en el territorio nacional y las llamadas migratorias que lo visitan temporalmente en sus viajes hacia Norte y Suramérica.

Un anuncio hecho por el titular del Instituto Guatemalteco de Turismo, Jorge Mario Chajón, sostiene que la riqueza de la naturaleza está vinculada con la cultura y recordó que las aves están presentes en la arquitectura, los textiles y hasta en la propia moneda nacional: el quetzal.

Esa especie se encuentra en las regiones tropicales de América, principalmente en Guatemala, Honduras, Nicaragua, el sur de México y Costa Rica y era un ave sagrada para algunas culturas antiguas del centro y sur mexicanos, donde los aztecas la asociaban con la deidad de Quetzalcóatl (una serpiente emplumada).

El aviturismo es uno de los segmentos prioritarios en el Plan Maestro de Turismo Sostenible de Guatemala 2015-2025 y forma parte de la estrategia del país para colocarse como un importante destino para los turistas amantes de la observación de aves.

El programa de la feria incluye visitas de campo a diferentes puntos en torno al lago Atitlán para el avistamiento y la impartición de conferencias por parte de expertos locales en materia de aviturismo, áreas protegidas, parques municipales y reservas naturales.

Los talleres tratarán sobre aspectos de la conservación y monitoreo de aves en Guatemala, ilustración técnica de aves, el papel de las mujeres en ese segmento turístico y el llamado “mercadeo aviturístico”, explicó Chajón.

La feria guatemalteca tiene lugar poco después de otra realizada el mes pasado en Colombia, con centro en el Valle del Cauca, un departamento del suroeste colombiano identificado por los expertos como un destino de clase mundial para la observación de las aves.

En esa ocasión, los turistas participaron en casi 40 salidas de campo a 12 puntos de la región para el avistamiento de las más diversas especies de aves, que, según los expertos, en Colombia suman 1.921, la mayor cantidad del mundo.

El aviturismo se inserta en los esfuerzos a favor de un turismo sostenible y tiene implícito el deseo de disfrutar y conservar esos animales en su hábitat, al tiempo que busca reforzar el valor de los espacios naturales para el bienestar de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: