Galápagos refuerza esquemas de conservación

TurismoPlus.ORG / Foto: Pen Ash (Pixabay) 

Las Islas Galápagos, uno de los tesoros naturales del mundo, aprovechan el 40 aniversario de su proclamación como primer sitio Patrimonio de la Humanidad para reforzar sus esquemas de conservación de su rica flora y fauna y de enfrentamiento al cambio climático.

Y también con el perfeccionamiento de las medidas de protección ante los efectos de un turismo cada vez más ávido de disfrutar de las maravillas de la naturaleza en ese territorio situado a1000 kilómetros de la costa de Ecuador, país al cual pertenece.

El prestigioso título patrimonial (hoy suman 222) fue otorgado a las Galápagos por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el 8 de septiembre de 1978 para reconocer los valores del archipiélago formado por 13 islas grandes, 6 medianas y 215 islotes.

La superficie incluida en esa condición es objeto de diversos programas de prevención y control ambiental y de especies invasoras, monitoreo de flora y fauna endémica y de reproducción, crianza y cautiverio.

En cuanto al turismo, las autoridades limitaron la cantidad de visitantes en el área, que en 2017 creció un 7% por encima del año anterior, y dispusieron un aumento del precio de los hoteles, restaurantes, boletos de avión y de buena parte de la infraestructura de las islas.

Esas acciones dirigidas a disminuir la cantidad de turistas obedecen a la necesidad de minimizar el impacto de la medida sobre la economía local, la cual tiene en el turismo una de sus principales fuentes de ingreso.

No obstante, los especialistas en la materia consideran que el flujo de visitantes no es el único responsable de la degradación ambiental, pues también inciden la pesca ilegal y el cambio climático, lo que obliga a luchar por un turismo responsable, preservando la belleza y la riqueza de los ecosistemas.

Las Galápagos ostentan las categorías de Parque Nacional (1959), Reserva de Biósfera (1985) y Reserva marina (1986). El archipiélago, junto con el Malayo, es el único que tiene tierras en los hemisferios norte y sur.

Sus aguas están pobladas por tortugas marinas, delfines, tiburones, tiburones martillo y ballenas, además de ricos arrecifes de coral, y en tierra hospeda iguanas, lagartos, cormoranes, albatros y pingüinos y toda una fauna de máximo interés para los turistas amantes de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: