EEUU: Turistas ahuyentados por contaminación

TurismoPlus.ORG

Otra sospecha pesa sobre la contaminación del medio ambiente. Los turistas parecen alejarse cada vez más de algunos parques nacionales de Estados Unidos por esa causa.

Un descubrimiento adicional de un estudio reciente es que también recortan sus visitas a esos bellos parques porque en ellos los niveles de contaminación se acercan a ser comparables con los que pueden encontrarse en grandes ciudades.

Investigadores de las universidades de Iowa State y Cornell analizaron más de dos décadas de datos sobre la contaminación por ozono en 33 parques, desde Shenandoah hasta Yellowstone, el Gran Cañón y Yosemite.

El resultado fue alucinante. El número de visitantes cayó casi un 2 por ciento cuando los niveles de ozono aumentaron levemente, un 8 por ciento, en meses con tres o más días de altos niveles de ozono en comparación con meses con menos días de alto nivel.

De acuerdo con uno de los especialistas que hizo la investigación citado por el diario Chicago Tribune las advertencias sobre la calidad del aire emitidas por los parques y otras agencias gubernamentales pueden estar causando la caída de las visitas.

“Eso es consistente con investigaciones previas sobre el llamado comportamiento de eludir los lugares con alertas de contaminación, según dijo al Tribune el coautor del estudio, Ivan Rudik.

Rudik divulgó que el estudio buscó conocer las variaciones estacionales y los cambios diarios en el clima. “Aunque se supone que los parques nacionales son iconos de un paisaje prístino, mucha gente está expuesta a niveles de ozono que podrían ser perjudiciales para su salud”, dijo el profesor asistente de economía en Cornell.

El estudio fue publicado originalmente por la revista especializada Science Advances. Este explica que el ozono, el ingrediente principal en el smog, se forma cuando las partículas pequeñas de contaminación de los automóviles, las plantas de energía y las instalaciones industriales reaccionan con la luz solar.

Ello limita la visibilidad y puede causar problemas respiratorios.

En los parques, el ozono es transportado por el viento y también es causado por el tráfico y otras actividades. Según los datos recopilados por el Servicio de Parques Nacionales los lugares de alta contaminación no cumplieron con los estándares de calidad del aire de Estados Unidos.

Para el ozono ello ocurrió al menos 85 veces este año. En 2016, los parques nacionales excedieron el estándar en 276 ocasiones. Nueve parques emiten alertas de ozono cuando es necesario: Acadia, Great Smoky Mountains, Mammoth Cave, Pinnacles, Rocky Mountain, Sequoia, Kings Canyon, Shenandoah y Yosemite, dijo un experto.

El Chicago Tribune citó además al economista de Virginia Tech Kevin Boyle, que ha investigado el ozono en los parques y fue revisor del estudio. Boyle afirmó que ese análisis proporciona “evidencia fuerte y sugestiva” de que la contaminación del aire está cambiando el comportamiento de las personas al planificar una visita al parque.

“Se necesita investigación de seguimiento para confirmar los hallazgos”, advirtió.

Los turistas también redujeron las visitas a causa de otros problemas de calidad del aire, como el humo denso de incendios forestales que cubría el Parque Nacional de Yosemite esta semana y dio lugar a advertencias sanitarias.

Los estudios al respecto coinciden en que Las concentraciones de ozono en todo el país generalmente han disminuido desde que se enmendó la Ley de Aire Limpio en 1990 que lo desarrolla la Agencia de Protección Ambiental.

Sin embargo, las cantidades siguen excediendo regularmente las pautas nacionales, y los investigadores determinaron que muchos parques nacionales tienen niveles de contaminación similares a los de Nueva York o Los Ángeles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: