Ecuador extrema protección de Islas Galápagos

TurismoPlus.ORG

Ecuador reforzó sus acciones para la protección del más preciado tesoro turístico del país y uno de los ecosistemas más importantes del mundo en cierta medida amenazado por la acción de los visitantes: Galápagos, un archipiélago formado por 13 islas grandes, 6 medianas y 215 islotes.

Para la defensa de una de las principales riquezas naturales del planeta declarada en 1978 como Patrimonio Natural de la Humanidad, el gobierno ecuatoriano decidió recientemente limitar la cantidad de turistas en el área, que en 2017 creció un 7% por encima del año anterior.

Las Islas Galápagos, que también ostentan las categorías de Parque Nacional (1959), Reserva de Biósfera (1985) y Reserva marina (1986) no recibirán más personas “de las que la naturaleza permite” y para eso las autoridades dispusieron el aumento del precio de los hoteles, restaurantes, boletos de avión y de buena parte de la infraestructura de las islas con el propósito de evitar minimizar el impacto de la disminución de viajeros sobre la economía local.

Según expertos citados por la prensa ecuatoriana, el turismo no es el único responsable de la degradación ambiental de la región, pues también inciden la pesca ilegal y el cambio climático, lo que obliga a luchar por un turismo responsable, preservando la belleza y la riqueza de los ecosistemas.

A principios de 2018 la terminal aérea de Galápagos se convirtió en la primera de América Latina y el Caribe que obtiene la categoría de “Aeropuerto Carbono Neutro” otorgada por el Consejo Internacional de Aeropuertos para reconocer los esfuerzos para reducir las emisiones de CO2.

De forma paralela al enfrentamiento a las consecuencias de la acción de los turistas, la Fundación Pacífico, auspiciada por fondos de Colombia, Costa Rica y Panamá, lanzó una expedición científica de 10 días que abarcará el corredor de las costas ecuatorianas y costarricenses del Pacífico, desde el Parque Nacional y Reserva Marina de Galápagos al Parque Nacional Isla del Coco, con una travesía total de 2.000 kilómetros.

El propósito es identificar las especies marinas migratorias que usan esa ruta y cuantificar su distribución, abundancia y la diversidad de sus depredadores para tener en cuenta a la hora de ejecutar las medidas de los países encartados a favor de la conservación de un corredor marino de 120.000 kilómetros cuadrados y de capital importancia para especies altamente migratorias.

Para esos estudios se utilizan estaciones remotas submarinas de video que monitorean a los mamíferos y aves marinas e investigan el efecto de los factores ambientales sobre la distribución y abundancia de las especies.

El archipiélago de Galápagos está ubicado a caso 1000 kilómetros de la costa de Ecuador y junto con el Malayo es el único que tiene tierras en los hemisferios norte y sur. Sus aguas están pobladas por tortugas marinas, delfines, tiburones, tiburones martillo y ballenas, además de ricos arrecifes de coral. En tierra hospeda iguanas, lagartos, cormoranes, albatros y pingüinos, toda una fauna de máxima interés para los turistas amantes de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: