Desaparecen champú y gel de baños de hoteles

TurismoPlus.ORG

Pasito a pasito la conciencia ecológica parece estar imponiéndose en la industria del turismo con decisiones que propician el mejor cuidado de la naturaleza, la protección animal o la reducción de los desechos contaminantes.

Algunos países ya comenzaron a tomar medidas desde sus gobiernos como Francia y España, y en otros casos las cadenas hoteleras están asumiendo posiciones más cercanas a la protección del medio ambiente.

Ahora 3 cadenas hoteleras estadounidenses, Marriott, Holiday Inn Express y Kimpton, decidieron dar un nuevo paso y comenzaron a eliminar de sus habitaciones las mini botellas de gel y champú que se acostumbran a poner en los baños de las habitaciones.

El problema de estas botellitas es que cada día son desechadas miles de ellas, muchas con parte del contenido, que pasan a contaminar el medio ambiente en proporciones considerables.

La decisión de las 3 cadenas tiene una importancia relativa, pero sobre todo indican el camino a otras empresas similares para ser un poco más amables desde el punto de vista ecológico.

Lo interesante de esta acción es que echa por tierra también uno de los argumentos de que adoptar acciones beneficiosas para el medio ambiente siempre trae una carga económica que muchos no pueden soportar.

La medida tampoco dejará desprotejidos a los huéspedes, pues las botellitas serán sustituidas por dispensadores de pared, mucho más baratos, así que también se echa por tierra la creencia de que todas las acciones en defensa del ambiente resultan más caras.

Marriott estima que esta decisión le ahorrará 2,000 euros por hotel anualmente y está reemplazando las botellas por dispensadores de pared en más de 450 hoteles. La proyección es llegar a 1,500 hoteles en Estados Unidos antes del primer día de 2019.

InterContinental Hotels Group asumió medidas similares en 4 de sus marcas, mientras IHG lo empezó a hacer en su red de instalaciones exclusivas Kimpton.

Tal vez los más afectados con la variante de colocar dispensadores a granel fijos en las duchas de los hoteles son quienes han convertido en souvenir las botellas de shampoo y gel y los exhiben como trofeos de sus viajes.

Un mal menor si se considera que la iniciativa representa dejar de lanzar al ambiente miles de millones de botellas con contenidos que afectan a la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: