Cadena perpetua para cazadores furtivos

TurismoPlus.ORG

Las autoridades de Kenia advirtieron a los cazadores furtivos que enfrentarán penas de cadena perpetua sin son capturados.

La medida extrema fue anunciada durante una conmemoración por la muerte del último macho de rinoceronte blanco del norte del mundo. El hecho ocurrió en Sudán el 19 de marzo de 2018. El animal murió por complicaciones de salud a causa de su edad, de 45 años.

En ese momento la organización conservadora de Ol Pejeta, Kenia, informó que el rinoceronte único en el mundo estaba siendo tratado por cambios degenerativos en músculos y huesos y extensas heridas en la piel, sufría mucho y ya no podía pararse por lo que se tomó la decisión de practicar la eutanasia.

La población de rinocerontes blancos fue prácticamente aniquilada durante el auge de caza furtiva de los años 70 y 80 en Uganda, República Centroafricana, Sudán y Chad, como resultado de la demanda de su cuerno para usar en la medicina tradicional.

El ministro de Turismo de Kenia, Najib Balala advirtió que los cazadores furtivos se enfrentan a partir de ahora a penas de cadena perpetua. “Los furtivos que sean encontrados matando un animal salvaje pasarán el resto de su vida en prisión”, divulgó Balala en un comunicado.

La legislación keniana al respecto que está en vigor desde 2013 ya estipulaba la cadena perpetua y multas por 160.000 euros a quienes maten a especies en peligro de extinción, aunque no se han aplicado condenas de ese tipo.

Sin embargo el ministro, que anunció la generalización de la medida, prometió a hacer cumplir las penas. Los científicos están perfeccionando la inseminación artificial para perpetuar esa especie. En Kenia quedan 1.284 rinocerontes.
Otros animales muy acosados en África por los cazadores son los elefantes de los que solo quedan 34.000 en todo el mundo. A pesar de los esfuerzos de muchos grupos contra esa práctica, y el endurecimiento de las leyes, aún los cazadores los matan para llevarse el marfil.

Los leones también son muy perseguidos. Recientemente fue denunciado que traficantes estaban ofreciendo una gran recompensa a quien les vendiera un esqueleto de león. Esos felinos junto a otros como los tigres son perseguidos y cazados para usar sus osamentas con diferentes fines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: