Bajo amenaza el águila de Albania

TurismoPlus.ORG

Si piensa viajar a Albania, el país de las águilas, para observar esa ave, más vale que se apresure porque está en la mirilla de los depredadores.

El águila, símbolo nacional albanés, que incluso  aparece en su bandera nacional, está amenazada por cazadores furtivos que venden sus crías o  las comercian disecadas.

El animal, ya bajo amenaza de extinción, podría desaparecer totalmente sumergido en un mar de comerciantes ilegales.

De acuerdo con la prensa local en carreteras del país balcánico, a veces a apenas 30 kilómetros al norte de la capital,  Tirana, individuos proponen a  automovilistas y especialmente a turistas águilas ratoneras por  cifras que van desde  60 a 90 dólares.

La especie mencionada está tan protegida por la ley como el águila real, símbolo albano, y ambas tienen una tasa de mortalidad casi similar por el efecto de los cazadores furtivos

“Puede que pronto el águila, símbolo de Albania, sólo aparezca en la bandera nacional, debido a la caza furtiva que acaba con muchos de esos animales en el país balcánico”, dijo a la prensa un especialista de ese país.

Se trata de un comerciante clandestino quien suele proponer  especies de águila. También vende buitres, cuya protección es motivo de una regulación en Albania.

“A él no le importa en absoluto el mundo delas aves Enseña el animal, herido por una bala en un ala y con las garras atadas. ‘No he sido yo quien lo ha herido. Me lo han dado para que lo venda. Unos compradores querrán guardarlo en una jaula, en un bar o un restaurante”, según explicó una crónica al respecto.

Estudios especializados indican que  de  alrededor de 200 parejas de águilas reales que vivían en Albania hace 25 años,  la cifra se ha reducido a la mitad.

Otros muchos animales en otros lugares del mundo y en especial en África van camino de la extinción por el cruento comercio ilegal.

Los elefantes durante el último siglo han sido devastados. En algún momento los cazadores furtivos llegaron a matar a un elefante cada 15 minutos, para alimentar el comercio del marfil.

Durante la última década, un aumento en la demanda con fines medicinales dudosos de las branquias de las rayas, que se pagan hasta a 500 euros el kilo en algunos mercados asiáticos, está causando su desaparición. Una cuarta parte de las especies de tiburones del mundo están amenazadas debido a la sobrepesca.

Las poblaciones de leones se han reducido a la mitad en tanto que las de tigres desaparecieron en un 97%  durante los dos últimos siglos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: