Argentina suma Entre Ríos y Santa Fe al eco-turismo

TurismoPlus.ORG

Mientras el turismo de ciudades crece hasta niveles que encendió señales de alerta entre autoridades y grupos sociales, Argentina intenta ampliar sus atracciones bucólicas con el fortalecimiento de su Corredor Ecoturístico del Litoral.

En abril de 2018 las provincias de Entre Ríos y Santa Fe se incorporaron al programa creado un año antes que busca colocar esa área en la mira del turismo mundial.

Se trata en esencia de sitios de gran atractivo turístico que no aprovechan los beneficios económicos de sus riquezas naturales.

La orientación incluye inversiones públicas y privadas, el fortalecimiento de las conectividades aérea, terrestre y fluvial y la preservación de las áreas y territorios que integran el corredor.

El Corredor inicialmente abarcó 4 áreas: el Parque Nacional Iguazú con el Parque Provincial Saltos del Moconá (Provincia de Misiones), el área del Iberá (Provincia de Corrientes), el área del Impenetrable (Provincias de Chaco y Formosa) y el Bañado de la Estrella (Provincia de Formosa).

Esas zonas abarcan parajes de ríos, selvas, lagunas y dos de los humedales más importantes del país.

Ahora se incorporan en Santa Fe las áreas de Jaaukanigás, y sitios Ramsar, junto con el Parque Nacional Isla de Santa Fe y en Entre Ríos, Tierra de Palmares con el Parque Nacional El Palmar y el Parque Nacional Pre Delta.

La inclusión de estas áreas amplía la zona de humedales y áreas protegidas del litoral que participan del programa eco-turístico, que por la coexistencia de diversos hábitats acuáticos es considerada uno de los zonas de mayor biodiversidad de Argentina.

Las autoridades informaron que con el Corredor Ecoturístico del Litoral se proponen también elevar las condiciones de vida de sus habitantes al facilitar la participación de las comunidades en el proceso turístico.

La proyección indica que se enfatiza la participación de mujeres y jóvenes en emprendimientos destinados al aprovechamiento y al uso sostenible del patrimonio natural y cultural de esos territorios.

El turismo, por su parte, gana en una enorme extensión de bellezas naturales y opciones de disfrutar de la Naturaleza, como prueba de los muchos espacios que aún quedan por ofrecer a los amantes de los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: