¿Qué ver en Kiev?

TurismoPlus.ORG

Kiev, la capital de Ucrania,  recibió una atención especial de los turistas por ser sede de la final de la Champions 2018 entre el Real Madrid y el Liverpool.

Pero más allá del fútbol es una ciudad con muchas sorpresas. Estas son algunas de ellas recomendadas por JetCost, un buscador de precios baratos de vuelos, hoteles y alquiler de coches

Plaza de la Independencia
Conocida por los acontecimientos que tuvieron lugar con motivo de la llamada Revolución Naranja, cuando a finales de 2004 hubo protestas y acampadas contra un fraude electoral.

Hoy, la Maidan Nezalezhnosti es el centro neurálgico de la ciudad y el punto de partida para todos los recorridos.

Es también el lugar donde se pueden encontrar todo tipo de tiendas, restaurantes, agencias de viajes, bancos, etc. y preferida por los habitantes de Kiev para socializar o pasear cuando su dura climatología lo permite.

Catedral de Santa Sofía
Primer edificio de Ucrania integrado al Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

La obra se inició en el siglo XI y pretendía rivalizar con Santa Sofía de Estambul, pero en su versión ortodoxa. Considerada una de las iglesias antiguas más importantes de Europa Oriental y decorada con 10 cúpulas.

Desde lo alto de su campanario se obtienen las mejores vistas de la ciudad y de la Catedral de Mikhailovsky. En su interior pueden admirarse mosaicos y frescos creados por maestros bizantinos, algunos con una antigüedad que se remonta al siglo XI.

Además de antiguos mosaicos y frescos en buen estado, muchas de las paredes del interior están adornadas con inscripciones medievales.

El monasterio de las Cuevas
Conocido como Kiev Pechersk Lavra es el monasterio cristiano ortodoxo más antiguo de la ciudad. Sus orígenes se remontan a 1051 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990.

El complejo ocupa 23 hectáreas a lo largo de dos colinas separadas por un barranco por el que transcurre el río Dniéper. Es el destino turístico más popular de Kiev.

Dentro de sus terrenos se alzan más de 20 iglesias, así como gran cantidad de templos, monumentos históricos y cuevas, todos los cuales se remontan a la fundación del monasterio, en 1051.

Las cúpulas son de color dorado y todo el conjunto está rodeado de frondosos bosques, parques y praderas. También hay varios museos, entre ellos el de los Tesoros Históricos, con una colección de objetos escitas de oro, y el de las Microminiaturas, con el libro más pequeño del mundo, de sólo 0,6 mm.

La Torre de la Campana de Lavra se eleva a una altura de 96 metros, un punto panorámico desde el que puede disfrutarse de vistas por encima de todas las cúpulas doradas de Pechersk Lavra y del río Dniéper.

La ciudad verde
Kiev tiene fama por sus más de 150 parques de gran diversidad y belleza diseminados por toda la capital y el Druzhby Narodov (Amistad entre los Pueblos) es recnocido por sus actividades recreativas como los quads, las bicicletas de agua o el paintball.

También por su hermoso paisaje adecuado para pasear y se encuentra en las cercanías de la Avenida General Vatutin, cerca del Puente Moskovskyi.

Son especialmente atractivos los Jardines Botánicos Nacionales N. Gryshko, que cuentan, entre otras cosas, con la mayor colección de lilas del mundo, y pasearse por él durante la estación de floración es una experiencia simplemente mágica.

Los residentes de Kiev sienten adoración por estos pintorescos jardines, situados en las riberas del río Dniéper, con unas vistas fantásticas del río y de su orilla izquierda.

El Museo de la Calle Andriivskiy Uzviz
Situado en la estrecha y empedrada Cuesta de Andreevsky o de San Andrés (Andreevsky Spusk), una de las calles más antiguas de Kiev, repleta de monumentos históricos, como la Iglesia de San Andrés, del siglo XVIII, incluida en la lista de Tesoros de la Humanidad, o el Castillo de Ricardo Corazón de León, un edificio extraordinario con un exterior profusamente decorado y muchos elementos de estilo seudo-gótico que imita a los castillos caballerescos medievales.

En su interior hay cerca de 6.000 objetos, incluyendo documentos históricos, manuscritos, libros, cartas, dibujos y otras piezas antiguas.

Casa de las Quimeras
En la calle Bankova, esta mansión modernista llama la atención por su decorada fachada llena de escenas de caza y figuras míticas, obra del arquitecto ucraniano Gorodetsky, considerado el Gaudí de Kiev.

El nombre hace referencia al estilo arquitectónico conocido como Quimera que se caracteriza por una decoración de figuras de animales como elementos decorativos.

En el momento de la construcción del edificio, Gorostiaga ya se había establecido como un prominente arquitecto, después de haber diseñado muchos edificios de la ciudad, desde el San Nicolás, catedral católica, a la Kenesa karaim y lo que hoy es el Museo Nacional de Arte de Ucrania.

También se encuentra un establo en las instalaciones, debido a la insistencia de Gorostiaga por seguir sus trabajos con leche fresca, pero situado de tal manera que el olor de las vacas no molestara a los inquilinos. Desde el año 2005 se utiliza como residencia presidencial para celebrar ceremonias oficiales.

San Miguel de las Cúpulas Doradas
El Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas se construyó en 1760 aunque fue destruido en los años 30 por las autoridades soviéticas, siendo reconstruido tras la independencia de Ucrania.

Su historia es bastante curiosa y se explica en un museo en su interior. Cuando los soviéticos decidieron terminar con él, sus singulares frescos y mosaicos fueron conservados en la Catedral de Santa Sofía, en el museo del Hermitage en San Petersburgo y en la Galería Tretiakov en Moscú.

Después de la renovación de la Catedral todos los mosaicos regresaron a su lugar anterior y hoy en día pueden admirarse en su interior.

Avenida Andreevsky Spusk
Una de las calles más antiguas de Kiev. Era el camino más corto de la ciudad superior a la Podol, o la ciudad baja, donde vivían los comerciantes y artesanos.

Hoy en día esta calle empinada y serpenteante es un lugar tradicional para la organización de conciertos, festivales de arte y vacaciones.

En Andreevsky Spusk hay muchas galerías y tiendas de souvenirs. Esta calle se llama a menudo Montmartre de Kiev, llena de artistas que muestran sus obras.

Una de las principales atracciones de Andreevsky Spusk es Andreevskaya, o iglesia de San Andrés, ejemplo perfecto del estilo barroco, recargada de oro. Una pintoresca terraza se extiende alrededor de la iglesia.

Se dice que el famoso escritor Nikolai Gogol adoraba los alrededores de Andreevskaya y ahora se puede disfrutar caminando a lo largo de sus lugares favoritos.

Metro de Kiev
Cualquiera de los metros históricos construidos en las grandes ciudades de la antigua Unión Soviética merece una visita. Ocurre con el metro de Moscú o el de San Petersburgo, y también con el de Kiev, el tercero en antigüedad.

Pero el de esta ciudad cuenta con otra peculiaridad: se trata del transporte suburbano más profundo de todo el planeta. En lugares como la boca de metro de Arsenalna se desciende hasta más de 105 metros.

Si bien es cierto que esa profundidad se combina con muchos tramos al aire libre que compensan la sensación de claustrofobia. Las escaleras mecánicas son tan largas que la gente se traslada sentada en ellas.

Estadio del FC Dynamo y su bella historia
Tiene un aforo de poco más de 16.000 espectadores y fue construido en los años 30. Se utiliza para partidos nacionales y los menos importantes de competición europea, mientras que el Dinamo de Kiev juega sus grandes partidos en el Estadio Olímpico de Kiev.

En él tuvo lugar el llamado Partido de la Muerte en 1942, cuando Ucrania estaba ocupada por la Alemania nazi y la Selección de la Wehrmacht propuso al FC Start, un equipo formado mayormente por ex jugadores del Dynamo, jugar un partido.

Al final del primer tiempo iban 2-1 a favor a los ucranianos. Durante el descanso, un oficial alemán se metió en los vestuarios y amenazó a los jugadores del FC Start con fusilarnos a todos si ganaban.

Los jugadores volvieron al campo y metieron un tercer y un cuarto gol a los alemanes; así que antes de llegar a los 60 minutos de partido, el árbitro dio por finalizado el encuentro y los jugadores del FC Start fueron arrestados. Posteriormente algunos fueron enviados a campos de concentración donde morirían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: