El turismo nudista se abre paso

Por FrankMartin/TurismoPLus.ORG

En Oaxaca, México, un modesto poblado anunció El Festival de Zipolite, en el cual se rinde culto a la desnudez, según sus organizadores.

El festival asumirá la forma de una carnaval  del 2 al 4 de febrero próximo,  en la Playa de Zipolite, a orillas del océano Pacífico que ya es reconocida como “una especie de santuario para los liberales que anhelan mostrarse al natural”.

Según la agencia italiana ANSA, la Federación Nudista de México (FNM)  dio hace tiempo  su “visto bueno” al festejo que ya celebra su tercera edición.

En el desfile carnavalesco participarán bandas de música, habitantes de los pueblos aledaños y nudistas, entre ellos turistas internacionales.

En realidad el evento en Zipolite es además al  turismo porque se incluyen danzas regionales, conciertos musicales, obras de teatro, clases de yoga nudista, y carreras con los atletas como vinieron al mundo, aunque un tanto más crecidos.

En la agenda está un tour marino nudista para avistar ballenas y tortugas, voleibol playero, un taller de pintura corporal, una fotografía grupal de nudistas y un ‘temazcal’, que es un baño de vapor a la usanza indígena de la región.

El nudismo como modalidad de la industria mundial del ocio, está en auge en algunos partes aunque “retenido” en otros, según especialistas.

Según estudios en Internet es una práctica habitual en Alemania, Francia o Grecia. Pero, por ejemplo, en España no está suficientemente explotado.

De acuerdo con cifras disponibles más de 20 millones de personas practican el naturismo en toda Europa. Pero en España, cuyas costumbres, tradiciones y puntos de vista dejó en América Latina tras el arribo de Cristóbal Colón, está algo rezagada.

 Los estudios indican que la desnudez pública no llegó hasta 1975 al país de  la península ibérica y 10 años después fue detenida.

Actualmente solo unas 30.000 personas practican el naturismo de forma habitual en España y más de 500.000 de forma esporádica.

En Estados Unidos el turismo es poco tolerado si se compara a Europa. Se atribuye el sentimiento a  la cultura conservadora puritana que ve “lascivia” en la desnudez.

Sin embargo, se pueden encontrar  playas públicas, algunas de difícil acceso  para tostarse la piel de manera pareja.

La playa de Haulover en Miami, Florida es una de las pocas playas públicas en los Estados Unidos que oficialmente permite la desnudez.

Cada año llegan allí más de un millón de personas. En este caso el acceso es fácil y la playa tiene todas las instalaciones de una playa normal: cuenta con baños, salvavidas, sillas y sombrillas para alquiler, puestos de comida y transporte público para llegar.

La playa está dividida extraoficialmente en zonas homosexual y mixto; la zona norte es homosexual.

En  Wailea en el sur de la isla de Maui, Hawái hay un  paraíso nudista.

En  la orilla oriental de Lake Tahoe,  en la Sierra Nevada, occidente de los Estados Unidos, en la frontera entre California y Nevada existen siete playas nudistas aunque están aisladas y difíciles de encontrar, ya que no hay acceso fácil en carro y hay que caminar hasta llegar a ellas.

“No se cuál es la polémica en mi país”, comentó Ernesto, un madrileño de visita en el Caribe. “No soy nudista pero lo estoy pensando. Me ahorraría mucho en el peso de mi equipaje de vacaciones”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: