Skywalker coopera con turismo en Túnez

TurismoPlus.ORG

El recuerdo de Luke Skywalker promueve los planes de la región del sur de Túnez de relanzar el turismo, donde se filmaron en 1976 muchas de las tomas de la primera película de la larga y aún no finalizada zaga de Star Wars.

Desde Tataouine, en Túnez el estreno mundial en diciembre de ‘Los últimos Jedi’, y la mayor seguridad lograda por la región, están cooperando con el objetivo en favor de la industria del turismo.

El cineasta George Lucas utilizó llanuras y cavernas en los impresionantes desiertos del lugar para su filme.

“Con apenas algunos toques mínimos de atrezo la región tunecina de Tataouine se convertiría en el planeta homónimo “Tatouine” lugar natal de Luke Skywalker” comentó en una nota la agencia española EFE.

Esa fuente informó sobre una serie de reformas aplicadas en los últimos meses “que permiten que en el Hotel Sidi Driss, en la ciudad de Matmata, “uno pueda sentarse a la misma mesa en la que comió el joven Anakin Skywalker, aunque en esta ocasión para degustar la gastronomía local tunecina.”.

Tras la grabación de las escenas de Lucas “la Oficina de Turismo tunecina pidió que no se desmontaran los decorados para poder atraer el turismo a la zona: ahora, beduinos del lugar venden recuerdos entre sus calles, ofrecen paseos a camello y poco más. Una vez al año, acoge un festival de música electrónica.”, expuso el medio español.

Agregó que en Tataouine, donde nunca se grabó ninguna escena de Star War sí existen Ksar Medenine y Ksar Ouled Soltan, escenarios naturales del barrio de esclavos que se encuentran todavía en buen estado y que hoy en día se han convertido en un hotel-restaurante.

La capital de Túnez, que da su nombre al país, situada al borde del Mediterráneo, es una ciudad llena de contrastes donde coexisten dos mundos completamente opuestos: la medina, pintoresca y árabe; y la ciudad moderna, con amplias avenidas, grandes edificios, centros comerciales, jardines.

Las ciudades de sur de Túnez, tienen desiertos y oasis de montaña y ecosistemas de climas áridos, pasando por las ciudades de la costa este como Monastir o Sousse, la vida es tranquila y apacible siempre que se respeten las normas de seguridad básicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: