Carnaval en la tierra de los pastusos

Si le llaman pastuso en Colombia y algunas otras regiones de América Latina quiere decir que le consideran menso o falto de entendimiento, como diría la Real Academia de la Lengua.

Pero si usted quiere puede visitar la tierra de los pastusos, en el sur de Colombia: San Juan de Pasto, capital del departamento Nariño.

El nombre de la ciudad proviene del grupo indígena Pastos, que significa “gente de la tierra” y ya habitaba el territorio cuando llegaron los españoles a conquistarlo.

Es una región fría en la Cordillera de los Andes con muchos atractivos naturales, rezagos de arquitectura medieval y una gastronomía popular basada en el cuy (Cavia porcellus), un roedor comestible.

El cuy a la braza es uno de esos platos nacidos en la región y según los expertos para lograr el verdadero sabor (similar al pollo) se requiere utilizar cuyes mayores de seis semanas de edad, nunca menores.

El cuy se pela en agua caliente y su carne macerada se aliña (3 dientes de ajo, media cebolla, 2 cucharadas de comino y sal al gusto) y se deja en reposo una noche, antes de ser puesto sobre las brasas por unos 90 minutos.

San Juan de Pasto también se inventó una colorida atracción turística: el carnaval pastuso o “de negros y blancos” que se celebra cada año del 2 al 7 de enero, con relevancia particular en el tradicional Día de los Reyes Magos,el 6 de enero.

Reconocido como una fiesta de tolerancia y comprensión entre razas fue declarado patrimonio cultural de la nación y suma tradiciones campesinas, españolas y africanas, todas en concordia festiva, como debería ser siempre.

Cuidado con la Operacion Pupo

Pero cuidado. Si visita la ciudad en época de carnaval debe estar dispuesto a someterse a un ritual que los lugareños conocen como “operación pupo”, mediante la cual le levantan la camisa y le embadurnan el cuerpo con pintura negra y talcos.

Dicen que es una tradición religiosa incorporada a la festividad  como parte de sus transformaciones a lo largo de los años.

Por supuesto, en la fiesta no puede faltar la música y las carrozas del carnaval pastuso, ni el Aguardiente Nariño, un destilado de alcohol de caña de azúcar anisado, muy consumido en Colombia…y no solo entre los pastusos.

Y para una mejor comprensión de los habitantes de la zona, puede utilizar la definición de Natalia Piza Calvache en la Revista Soho:

“Los pastusos somos la raza superdotada de Colombia, solo que funcionamos bajo una lógica inversa, como si el bobo viviera del vivo.”

Esta es una de las tantas atracciones que millones de turistas están descubriendo en Colombia, país que amplía sus zonas abiertas a los viajeros luego de los acuerdos de paz entre el gobierno y la guerrilla.

TurismoPlus.org

A %d blogueros les gusta esto: