Ola de calor beneficia al turismo

TurismoPlus.ORG

Gran Bretaña como otras partes de Europa Occidental ha estado sufriendo una severa ola de calor pero esa molestia está demostrando que no hay mal que por bien no venga, en especial para el turismo y el comercio.
.
De acuerdo con estadísticas los turistas que visitan la isla europea en estos días de excesiva temperatura están eludiendo lugares bajo techo y rompiendo records de asistencia a otras atracciones al aire libre.

Los sondeos indican que Hampton Court, el Parque Greenwich y el Zoológico de Londres, sitios por excelencia a pleno aire naturale, registraron hasta el momento un incremento del seis por ciento en el número de visitantes en comparación con el año anterior.

Otros muy favorecidos son los restaurantes y bares sin paredes ni techos en tanto que los cafés con terrazas al aire libre, como el bar Madison en una azotea cerca dela catedral de St. Paul, no se ha vaciado desde que comenzó la ola.

El Madison ha registrado un 30 por ciento de elevación frente al verano pasado.

La Alianza Comercial Heart of London, que representa a comerciantes de la Plaza Leicester en el centro de la capital, divulgó que prefieren quemarse en un verano severo porque las ventas minoristas subieron siete por ciento solo en junio último.

El West End, que pese a ser muy céntrico en Londres tiene lugares muy frescos y sacudidos por la brisa, las ventas subieron en general 1,7 por ciento.

La ola de calor ha recibido elogios de comerciantes que estaban alarmados porque el número de visitantes al Reino Unido había disminuido en los últimos seis meses. Otros han hecho ventas records de equipos de refrigeración.

Pero todo termina.

Los meteorólogos han aguado la fiesta del turismo al anunciar que la onda cálida está a punto de acabar. La “aguafiesta” es una masa de aire frío procedente del Atlántico que llegará al país en breve.

No obstante, meteorólogos aferrados al momento afirman que el calor pronto volverá y durará hasta fines de octubre.

La ola de calor actual no ha sido no obstante en general bien recibida en Europa. Algunos la han comparado con las plagas bíblicas. “Las vacas mueren de sed en Suiza, los incendios devoran los árboles de Suecia y el majestuoso glaciar Dachstein de Austria se derrite”, advirtió una publicación en Internet.

Se dice que en Londres las tiendas se están quedando sin ventiladores y aires acondicionados.

Lo cual no deja de ser una excelente venta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: