Monumento al mestizaje en Mérida

TurismoPlus.ORG

En Mérida, Yucatán, los visitantes tienen la oportunidad de visitar un monumento vinculado a la Historia de México y de quien es considerado por muchos el padre del mestizaje americano: el español por nacimiento que decidió vivir como un maya, Gonzalo Guerrero.

Denigrado por unos que le consideran renegado y reconocido como un héroe por otros, Guerrero viajó a América como soldado conquistador y murió defendiendo al pueblo maya de la conquista.

La versión más admitida es que nació en Palos de la Frontera, Andalucía, alrededor de 1470 y en 1511 formó parte de un grupo de naúfragos que logró tocar tierra en la península de Yucatán, cuando esta era territorio maya, por quienes fue esclavizado.

De alguna forma (algunas versiones hablan de su capacidad para construir objetos con madera, incluyendo instrumentos musicales y sus conocimientos militares) logró un reconocimiento social.

Se tatuó el rostro y realizó la ceremonia de iniciación como guerrero, se horadó las orejas según la tradición y llegó a ser considerado un maya más hasta el punto que se le permitió desposar a Zazil Há, la hija de un cacique.

Con esa mujer maya tuvo hijos y fundó la que para muchos historiadores es la primera familia mestiza de América.

Con toda probabilidad ya antes habían nacido mestizos, pero Guerrero –según la mayoría de los historiadores- fundó la primera familia estructurada de ese tipo.

Cuando Hernán Cortés desembarcó en la Isla de Cozumel ya habían pasado 7 años del naufragio en el cual, además de Guerrero, había sobrevivido también otro español, Jerónimo Aguilar, también tomado como esclavo.

Cortés envió emisarios para invitarlos a volver con la intención de encontrar a ambos para que se unieran a su expedición, invitación que aceptó Aguilar pero rechazó Guerrero, quien prefirió seguir combatiendo junto a los mayas.

Mientras Aguilar se convirtió en un traductor clave para Cortés, Guerrero murió combatiendo contra las tropas españolas en 1536 presuntamente herido con el disparo de una ballestas y rematado con un tiro de arcabuz, según la versión más aceptada.

En méxico se le considera héroe, mientras para los españoles fue considerado traidor, si bien esta percepción parece haber variado con el paso de los tiempos como demuestra el acercamiento fílmico a su figura en la serie El Ministerio del Tiempo.

La serie, que mezcla Historia y Ciencia Ficción, deja entrever una comprensión de las razones que llevaron al personaje real (interpretado por Miguel Ángel Muñoz) a rechazar su regreso con las tropas conquistadoras para seguir combatiendo junto a los mayas.

Renegado o héroe, en México se le recuerda como el padre del mestizaje, una condición caracterrístia de las naciones americanas, se quiera o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: