Montmartre bajo ataque

En 1814 los rusos ocuparon Montmartre y desde allí usaron su artillería sobre París. En 1871 en la colina parisina se desarrolló la lucha de la Comuna. Hoy arribó el turismo masivo.

La pólvora, de cierta manera, son los cerca de 12 millones de turistas que recorren sus laderas cada año.

El objetivo generalizado entre los viajeros es noble. Todos buscan ver con sus propios ojos la basílica de piedra blanca del Sagrado Corazón, las vistas panorámicas de París o visitar los viñedos más famosos de La Ciudad Luz.

Los resultados sin embargo son estresantes.

Un artículo de la agencia de prensa AFP acaba de divulgar que el legendario barrio al que el recién fallecido Charles Aznavour dedicó quizá su mejor canción, La Boheme, está siendo consumido por las secuelas del turismo excesivo, que ya comienzan a temerse por todo el planeta.

Montmarte, explicó la France Presse, se ha convertido en una importante atracción turística, elevando los precios de las propiedades y ahuyentando negocios antiguos, con tiendas de recuerdos como los únicos sobrevivientes.

“Dentro de una habitación oscura y de techos bajos frecuentada por Pablo Picasso y Amedeo Modigliani cuando todavía eran artistas con dificultades, un grupo de turistas de Rusia, Canadá y Australia están escuchando canciones tradicionales francesas”, describió.

Se trata de Lapin Agile, una pequeña casa rodeada de acacias que alberga el último cabaret en Montmartre. Proliferan, dice, ventas de recuerdos como tazas de París y llaveros de la Torre Eiffel que obstruyen las calles adoquinadas cercanas.

Una primera baja de la gran cantidad de turistas es una aparición: la nostalgia.

Las paredes del lugar descrito están decoradas con copias de obras de Picasso y Henri Toulouse-Lautrec. Con sus obras ambos pintores compraron alguna vez sus comidas en Montmartre en tiempos borrascosos.

La crónica parece sugerir que Montmartre es sagrado.

En la colina de 130 metros de altura situada en la orilla derecha del río Sena,está la Basílica del Sagrado Corazón. La iglesia mas antigua de la colina es Saint Pierre de Montmartre, fundada por la reina de Francia en el siglo XII.

Ahora el área, y especialmente la Place du Tertre, una plaza similar a un pueblo en la parte superior, amenaza con convertirse en una especie de “Disneyland” según Alain Coquard, presidente de la autoproclamada “República de Montmartre”, una asociación establecida en 1921 para oponerse entonces al desarrollo urbano.

Coquard, aún sin darse por vencido ante la presencia masiva del turismo explicó que al menos por ahora, Montmartre aún no se ha convertido en Venecia. A esa ciudad italiana la visitan alrededor de 24 millones de turistas cada año.

Artistas muy famosos, se dice que de Hollywood, quieren mudarse al barrio. Hace treinta años, el costo de un apartamento era de unos 1.500 euros (US $ 1.730) por metro cuadrado.

“Hoy en día, los compradores están buscando 10.000 euros o incluso 20.000 euros por metro cuadrado”, explicó a esa agencia Brice Moyse, quien dirige Immopolis, una agencia inmobiliaria que se especializa en propiedades.

Aznavour avizoró la situación.

“Hoy regresé a París; Crucé su niebla gris; Y lo encontré cambiado; Las lilas ya no están” cantó en La Boheme

Y terminó, “La bohemia, la bohemia; Que yo viví, su luz perdió; La bohemia, la bohemia. Era una flor y al fin murió”.

TurismoPlus.ORG Foto1  CTHKIM Foto2 Cheneil 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: