Mombasa: Polémico éxito turístico de hechiceros

TurismoPLus.ORG

Las ofertas más fuertes de Mombasa, la segunda ciudad más grande de Kenia, son la observación de delfines en sus shows tradicionales, pescar en aguas profundas, bucear alrededor de pecios y descansar en playas bañadas por el sol.

Otro atractivo menos promocionado y polémico son los médicos brujos, defendidos por especialistas del país africano como parte de la cultura nacional, pero asumidos muy en serio por turistas extranjeros.

Mombasa es la capital del condado del mismo nombre y un puerto importante de África oriental. Es una ciudad muy visitada por el turismo internacional. Una explicación común es que muchos turistas consultan los brujos movidos por la curiosidad. Otros llegan al lugar persuadidos de que esas personas pueden tratar enfermedades crónicas, exorcizar espíritus malignos, acabar con la mala suerte, resolver problemas de matrimonio y asegurar el éxito en los negocios.

Estos son alicientes importantes. Lo han sido para una turista europea citada por la prensa de Mombasa. En una conversación con uno de los hechiceros este le comunicó que existía dentro de ella un espíritu maligno con forma de serpiente que tomaba su sangre.

La mujer creía que un vecino con el que había discutido en su ciudad le había pasado una maldición y por ello no podía dormir. Tras tomar un brebaje ofrecido por el brujo en tres días la turista de 50 años de edad dijo haber eliminado su insomnio. Prometió recomendar al médico brujo a sus amigos.

Quitarse de encima la maldición le costó a la turista 300 dólares. Su anfitrión le pidió además regalos entregados regularmente con el fin de robustecer su fortaleza anti-espíritus durante otros viajes.

Actualmente el éxito turístico de los brujos es evidente en Mombasa. Allí están activos alrededor de 3.000. Todos afirman haber sido definidos como tales por ancestros ya muertos y espíritus. Muchos de ellos usan plantas y hierbas locales para curar a los pacientes, sin dejar de apoyarse en lo sobrenatural.

Pero levantan polémicas y son acusados a veces de ser simples estafadores y “oscurantistas”.

No obstante Tsuma Nzai, director de la Asociación de Grupos Culturales Mijikenda, una organización tribal, en esa región costera de Kenia asegura que los curanderos son genuinos y que no mienten a sus clientes. También insiste en que son inofensivos y que preparan sus pócimas con hierbas y agua común.

Kenia ocupa el 15 lugar entre los países africanos que más apoyo brinda la población a los médicos-brujos. Nzai dijo a periodistas que en los primeros días de 2018 más de 100 miembros de un grupo de yoga y herboristas de Venecia visitaron a los médicos brujos y asistieron a una ceremonia pública con ellos.

“Tenemos muchos turistas de Europa que vienen aquí para buscar servicios de estos médicos brujos”, dijo Nzai. “Muchos sanan y después traen a sus amigos”, dijo.

Pero líderes religiosos de Mombasa han decidido advertir a los turistas contra la creencia en los poderes de los médicos brujos. Solo buscan enriquecerse, afirman. El obispo Thomas Kakala, del Centro de Celebración de Jesús, estimó que la brujería “es el atraso y dificulta que las personas avancen y hagan realidad sus sueños”.

“Es el poder de la oscuridad” dijo Kakala a la agencia Noticias de Religión, que circula en África.

No obstante Nzai explicó que la historia de esos médicos brujos ha sido larga en la región. “Han sido muy importantes en nuestras sociedades porque existían incluso antes de que existieran los médicos y las medicinas modernas”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: